Rivas consigue reducir en un 10% lo que exige la ley para los elementos impropios en el ‘quinto contenedor’

1773

La evaluación realizada por Rivamadrid da como resultado que en Rivas se encuentran solamente un 10% de elementos impropios, cuando la legislación actual marca un máximo del 20% hasta 2027 y un 15% a partir de ese año.

Rivamadrid ha anunciado los resultados de la evaluación que ha realizado para analizar el porcentaje de elementos impropios que se encuentran en el contenedor de residuos orgánicos (el ‘quinto contenedor’ o ‘contenedor marrón’). El porcentaje es de un 10% de media, si bien en barrios como Covibar se eleva hasta un 13%.

Este dato mejora muy sustancialmente los máximos marcados por la ley para calificar de correcto el uso de este contenedor: un 20% actualmente y hasta 2027, año en que el porcentaje se rebajará hasta el 15%.

Los impropios son los residuos que se depositan incorrectamente en un contenedor ajeno a su fin. Estas acciones equivocadas perjudican el proceso de reciclaje y suponen un coste añadido.

Desde Rivamadrid explican que «los principales impropios en materia orgánica que se detectan siguen siendo los pañales (que deben ir al contenedor de resto, color gris) y las bolsas de plástico (hay que deshacerse de ellas en el contenedor de envases, color amarillo)». También se recuerda que las bolsas de basura para residuo orgánico deben ser biodegradables.

“Rivas está en la senda correcta y podemos mejorar aún más”, explica el consejero delegado de Rivamadrid y concejal de Modernización e Innovación, José Manuel Castro.

El edil valora “los buenos resultados, reflejo no solo de los esfuerzos y las acciones de sensibilización realizadas desde Rivamadrid y el Ayuntamiento durante la implantación del quinto contenedor, sino del claro compromiso de la ciudadanía en temática ambiental”.

“Las vecinas y vecinos queremos hacerlo bien y tenemos un nivel de sensibilización alto. Por eso, podemos conseguir objetivos más ambiciosos en materia de residuos y seguir demostrando que orgullo ripense también es cuidar el medio ambiente”, prosigue Castro.