La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Rivas Ecópolis mejora, pero pierde con Gran Canaria


Carmen Grande entrando a canasta (Foto: Enrique Ayala)

Carmen Grande entrando a canasta (Foto: Enrique Ayala)

Rivas Ecópolis perdió ayer, sábado (63-76), contra Gran Canaria 2014 en partido perteneciente a la segunda jornada de Liga Femenina. El cuadro canario fue ampliando desde el comienzo sus ventajas con un goteo de puntos que, tanto desde la zona como desde el perímetro, llegaron a ponerle a casi 30 puntos de las ripenses. En la segunda mitad, y muy especialmente en el último cuarto, la intensidad defensiva de las madrileñas subió de forma notable, lo que facilitó un acercamiento importante para acabar el partido trece puntos abajo, una distancia que se corresponde más con la potencia de cada escuadra.

Galería de fotos

Video entrevistas

Segunda derrota del equipo de José Ignacio Hernández en esta Liga. Nada fuera de lo previsible, dada la entidad del rival, que ya la temporada pasada puso en serios aprietos a un Rivas Ecópolis de más quilates que el actual, en la fase play-off de la Liga. Y este año su plantilla no ha variado significativamente de nivel. Las canarias comenzaron el partido poniéndose por delante y consiguieron ir ampliando las diferencias poco a poco, sin grandes explosiones de juego. A ello contribuía no la paralización de Rivas Ecópolis, que encontró formas de hacerse con posiciones de tiro o de penetrar a canasta, sino el desacierto a la hora de materializar las oportunidades. El hierro fue el destino de más del 90% de los tiros exteriores de Rivas en el primer cuarto, lo que hacía totalmente inviable reducir diferencias frente a un cuadro que tenía una notoria superioridad en el juego interior. A pesar de ello, a base de robos de balón que hablan alas claras de la atención puesta por las ripenses, hubo un momento en que las de José Ignacio Hernández se pusieron a tres puntos (tras un 2+1 encestado por Vujovic, a falta de 2:30 para el final del primer cuarto). Esas reacciones, sin embargo, eran intermitentes, y al final se imponía el cuadro canario por siete puntos (18-25).

En el segundo cuarto comenzó a entrar algún tiro más desde larga distancia, como el triple de Blanes a comienzos del periodo, que además se vio acompañado de un robo de las ripenses en la siguiente subida del balón de las canarias, lo que colocaba el partido en la mínima ventaja isleña hasta el momento: 25-27. Varias cosas sucedieron a partir de ese momento. Una fue que Kulas cometió una tercera personal totalmente innecesaria y previsible (bajando las manos en una defensa en la pintura) que la envió inmediatamente al banquillo con gran disgusto de José Ignacio Hernández, que veía como la jugadora norteamericana sigue sin aportar al equipo y, a cambio, pone en riesgo jugadas de las ripenses y da a las rivales opciones de anotar. Otra cosa que sucedió fue que Vega Gimeno, que cuajó un excelente partido en las filas de Gran Canaria, y Yurena Díaz (otro excelente partido) encontraron tres posiciones casi consecutivas de tiro exterior en las que anotaron nueve puntos casi seguidos, poniendo el marcador de nuevo en una diferencia amplia (27-38), que se mantuvo ya hasta el final del segundo cuarto, al que se llegó con un marcador de 29-44.

Reacción ripense

Aparte de la falta de acierto en ataque de las del Cerro en la primera mitad, su defensa había pecado de blandura excesiva contra un equipo con tantos recursos atacantes. En la segunda mitad no cambió demasiado la capacidad anotadora de las de José Ignacio Hernández, pero sí cambió muy notablemente su actitud defensiva. Al gran partido de Ángela Salvadores, siempre atenta a los robos y muy concentrada en su juego, se añadió un cambio de actitud del resto del equipo. Las entradas en varios momentos de Ceci Muhate y Sara Rodríguez aportaron bastante de esa intensidad, igual que la veteranía de Marta Blanes, que sí hacía faltas con sentido, cortando contrataques que podían terminar en nuevas canastas de las isleñas.

El cambio de actitud, sin embargo, tardó en materializarse: hasta la mitad del tercer cuarto no anotó el equipo rojillo, gracias a un tiro de Kulas a los seis minutos de juego del periodo. Canarias estaba en ese momento disfrutando de sus máximas ventajas, que solían estar entre los veinte y los treinta puntos, aunque más por la falta de acierto atacante de Rivas que por las facilidades que las locales estuviesen dando. Hasta tres robos casi consecutivos consiguieron las ripenses, lo cual no sirvió para impedir que al final del tercer periodo se llegara con 44-64 en el luminoso. Las sensaciones, curiosamente, habían sido lo suficientemente distintas como para que la grada del Cerro (que registró una media entrada muy justita debido a la intempestiva hora de comienzo del partido por la retransmisión que Teledeporte hizo en directo) notara el cambio de actitud y redoblara su apoyo al equipo, manteniendo un buen nivel “sonoro” durante toda la segunda mitad.

En el último periodo se acrecentó esa intensidad defensiva que en el tercer cuarto se había dejado notar en el bando de Rivas. José Ignacio Hernández dio entrada en la cancha tanto a Marta Hermida como a Carmen Grande, dejando definitivamente a Vujovic y Kulas en el banquillo y dando algún descanso a una Gaby Ocete omnipresente, pero muy cansada después de casi todo el partido bregando en la conducción de su equipo. La base titular de Rivas había jugado, además, con dos dedos vendados a causa de un golpe recibido en el anterior partido, en Zamora. También Muhate dio un relevo algo más largo a Inés Ajanovic, muy trabajadora durante todo el partido y que cuajó un buen encuentro. Hunbo una sensación de refresco en el juego y se notó en un parcial de 9-0 que logró reducir las diferencias hasta los 44-61, y posteriormente en un intercambio de canastas que resultó ligeramente favorable a las locales, hasta llegar a reducir la desventaja a esos trece puntos que finalmente campeaban en el luminoso: 63-76.

Un resultado que resulta justo a tenor de los visto en la cancha y que, a pesar de la derrota, permite entrever en el equipo ripense atisbos de mejora importantes, que radican en los buenos momentos de intensidad defensiva y concentración que dieron como fruto rachas eléctricas de Rivas Ecópolis, en varias ocasiones gracias a robos de balón que elevaron la moral. No obstante, se hace cada vez más obvio que si el club del Cerro no consigue ingresar lo suficiente para fichar una jugadora interior que aporte, como mínimo, centímetros y fortaleza, los progresos que pueda hacer en el juego colectivo no le van a dar demasiadas posibilidades de mejora en la clasificación.

Destacadas, por parte de Rivas, Salvadores, Ajanovic y Blanes. Por parte de Gran Canaria, gran partido de Yurena Díaz y Vega Gimeno, junto a la siempre efectiva Amaya Gastaminza.

Estadísticas del partido

Escrito por en 19/10/2014. Archivado en 0Destacadas,Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.