¿Sabías que la empanada ha sido la primera forma de comida para llevar de la historia?

1126

Se han encontrado escritos babilónicos de hace más de 4.000 años donde se explica como elaborar una especie de empanada rellena de pichones y los mismos cataros, árabes, españoles y los descendientes del “nuevo” mundo usaron esta forma de transportar la comida, porque al cocinarse a la vez una masa envolvente que protege el interior donde está el guiso o el alimento, se produce una especie de conserva PERFECTA, FACIL Y SEGURA de transportar, es decir, comida take away.

Comer sano y bien ya NO es una tendencia, es una evolución. Los Millennials han iniciado una forma de consumir comida basada en la simplicidad, tanto de los alimentos como en la forma de preparación. Y los Baby Boomers buscan comidas preparadas para consumir de manera fácil, pero que sean al mismo tiempo alimentos nutritivos, porque el tiempo es cada vez más escaso.

Y es que el tiempo es un factor CLAVE, el tiempo en el que se tarda en recibir y consumir un producto supone una razón de peso en la toma de decisiones de compra. Según Mintel, los productos “On-the-Go”  o  “In-the air” han aumentado desde 2019 un 78%.

Por otro lado, el consumidor quiere saber más sobre los productos que consume y confía más en aquellos productos que guardan conexiones tangibles con el pasado, productos que “usan lo familiar como base a algo que es nuevo, pero reconocible”.

Y si hablamos de la tendencia fast casual, lo que prima es que el menú se sirva rápido, los productos sean de calidad y los valores de la empresa respetuosos con el medio ambiente, la sostenibilidad y la responsabilidad social. Quizá a veces no haya que inventar nada nuevo, si no girar la vista a lo que ya está y funciona.

Cielo al Revés surgió así, cuando sus fundadores se dieron cuenta que fueran donde fueran, sacar unas EMPANADAS ARGENTINAS directamente del congelador solucionaba reuniones numerosas o noches cansadas sin ganas de cocinar. Se regeneraban calentándose en el horno y ya estaban, ¡comida variada, nutritiva y lista! Fast casual y handmade juntos!

Pero claro, antes había que hacerlas, ¡pero tenían la receta originalísima! El chef de este bonito proyecto es argentino con raíces gastronómicas antiguas, concretamente provenientes de su abuela Dolores (Lola, por supuesto) de descendencia española. La “gallega” o la “leona” –como la llamaban en ámbito familiar- salió con su esposo de Tucumán para instalarse en Córdoba (Argentina) y dotar a Cosquin -un pueblo de esta provincia en el Valle de Punilla y capital latinoamericana del Folklore, de donde salió Mercedes Sosa y se vio a un Joan Manuel Serrat de 20 años tocar con pelo largo, entre millones de historias musicales más- de la MEJOR repostería de la comarca, llamada Leigon. Y dicen que no es por presumir, pero aun cuando va nuestro mencionado chef de Cielo al Revés a su pueblo natal, 30 años después, la gente al reconocerlo aún le menciona la Selva Negra de Leigon (¡tarta con mucho chocolate y procedencia alemana que debían de hacer deliciosisima!).

Y como en gastronomía se mueve toda la familia, su padre en California, en el área de la bahía de San Francisco, está rompiéndola con el mismo producto comercializado a través de Cocina Milonga, y si gusta allí, ¿cómo no les iba a gustar a los españoles -a los argentinos y latinos por descontado- más expertos en el arte de comer?

Además, Cielo al Revés sigue la tendencia mundial finger food-de los dedos a la boca- son productos que no chorrean, no necesitan platos ni cubiertos – es decir, son eco-friendly y los rellenos son variados, por lo que en un solo almuerzo comes variedad de comida, desde espinacas a maíz o ternera, lo que también las hace IDEALES para catering de empresas o coworkings.

En el nuevo local de Rivas han incorporado más PLATOS ARGENTINOS como choripanes, milanesas, bocadillos argentinos… Un complemento ideal en este proyecto que amplia miras y se rebautiza bajo el paraguas CIELO AL REVES Cocina Argentina. Esto, desde ya, ha sido un acierto, veremos qué más nos traen.

Las propuestas gastronómicas nunca dejan de sorprender, pero profundamente lo hacen cuando se encuentra algo que lo incorporas casi sin darte cuenta, sin protocolos, algo que hace la vida mucho más fácil.

Matias y Soraya son los responsables de dar alas a este proyecto y plasmar en él los sueños de muchos años viajando, cocinando y emprendiendo. Están abiertos en la Ronda del Parque Bellavista, 4, Local 6, en Rivas Vaciamadrid, y siempre hay packs y descuentos en compras y productos. ¡Acércate a descubrirlos!  ¡Eres super bienvenido!.

Además tienen reparto a Madrid capital bajo pedido programados de 12h de antelación y sirven a empresas y coworkings como catering a reuniones o comidas informales.

Para mas información: