Una asociación de Jefes de Policía Local denuncia la no inclusión de ésta en el protocolo de protección a mujeres víctimas de violencia machista

1231
Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior (Foto Ministerio del Interior)

La Unión de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) pide al Ministerio del Interior una reunión, en la que también esté la FEMP, para tratar sobre el acceso de las policías locales a bases de datos reservadas a Policía Nacional y Guardia Civil. Consideran que esa limitación les impide «dar una protección más eficaz a las víctimas».

La Unión de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) ha hecho público un comunicado en el que muestra su sorpresa ante el hecho de que el Ministerio del Interior no haya invitado a estos cuerpos, así como a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), a las reuniones organizadas con los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil) con vistas a analizar los protocolos de actuación ante casos de violencia machista. Según la asociación, con ello «se ha obviado la representación de uno de los colectivos policiales más comprometidos con la protección de mujeres víctimas» de esta lacra y «se ha impedido ofrecer nuestras aportaciones, basadas en la experiencia del servicio policial más próximo a las comunidades locales».

Unijepol explica que «Existen acuerdos de colaboración entre el Estado y los municipios que teóricamente garantizan la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con las Policías Locales en esta materia. Sin embargo, los protocolos de coordinación policial que han redactado las direcciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil nos impiden la recepción de las denuncias y la Valoración del Riesgo y, además, ofrecen un acceso inexistente o muy limitado de las Policías Locales a aplicativos policiales como ‘Argos’ (antecedentes policiales), ‘Sidenpol’ (denuncias policiales) y ‘Cometa’ (información sobre agresores por violencia de género), de tal manera que se dificulta enormemente nuestra capacidad de protección a las víctimas y de control de sus agresores. Tampoco se nos facilita el acceso al aplicativo SIRAG del Ministerio de Justicia«.

La asociación de Jefes y Directivos no encuentra  «explicación a estas limitaciones que nos impiden dar una protección más eficaz a las víctimas, a pesar de que la información que contienen ha sido alimentada en buena medida por las Policías Locales».

Unijepol, en su comunicado, pide al Ministerio del Interior que convoque a las policías locales, así como a la FEMP, «para mantener una reunión de trabajo lo antes posible, con presencia de nuestra asociación en representación de las jefaturas de Policía Local», con el fin de «exponer detalladamente las dificultades con que nos encontramos y proponer soluciones».