Una fuga de gas en una vivienda obliga a la intervención de los bomberos

1279
Un contador de gas (imagen genérica)

La fuga se detectó en el contador de una de las viviendas, ubicado en el exterior, por lo que no llegó a producirse ninguna concentración alarmante de gas. El desperfecto fue reparado en pocos minutos.

Una fuga de gas alarmó ayer, en torno a las 9:45 de la mañana, a los vecinos de un edificio en la calle Mirador, en el Casco Antiguo de Rivas, quienes alertaron a la Policía Local de que se percibía un notable olor a gas.

Personados en la vivienda y tras comprobar que, efectivamente, el olor era bastante sensible, los agentes llamaron a los bomberos, que acudieron rápidamente. Tras medir la concentración de gas existente en la vivienda comprobaron que no era en el interior de la misma donde podía haberse producido la fuga.

Finalmente la localizaron en el contador de gas correspondiente a la vivienda, que se ubica en la parte exterior del edificio. Avisada la empresa Elecnor, encargada de la solución de este tipo de problemas, un operario procedió en el momento a reparar el desperfecto, causado, al parecer, por la acción del frío en el contador.

No se registró, afortunadamente, ningún incidente adicional ni hubo ninguna persona que resultase afectada por la fuga.