Unánime repudio del Pleno a la moción presentada por Vox contra las charlas sobre violencia de género en institutos

1939
La actriz Pamela Palenciano, cuyo monólogo 'No solo duelen los golpes' ha servido a la concejala de Vox para ejemplificar su moción

La moción plantea, según su ponente, el derecho de los padres a conocer con antelación la naturaleza de actividades relacionadas con violencia de género, para poder oponerse a que sus hijos participen en ellas si así lo ven oportuno. Todos los grupos se han posicionado radicalmente en contra de la propuesta y han mostrado un extremo repudio a la misma.

Repudio absolutamente unánime, e incluso indignado, de la totalidad de las y los concejales del Pleno municipal de hoy a la moción presentada por María de los Ángeles Guardiola, única concejala de Vox, en la que, según el resumen realizado por ella misma, se pedía «que se informe con suficiente antelación a los padres sobre las actividades que se van a realizar en horario lectivo, para decidir con libertad si quieren que sus hijos participen en ellas». La edil ha ejemplificado las actividades a las que se refería, con el monólogo de la actriz y militante feminista Pamela Palenciano titulado ‘No solo duelen los golpes’.

En el resumen de la concejala del partido ultraderechista sobre el sentido de su moción no figuraba lo que sin embargo sí formaba parte del propio título de la moción: «Instar al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid para que aclare el alcance, autorización, contenido y continuidad de charlas o cursos sobre ‘Violencia de Género’ que se están impartiendo en horario lectivo a los alumnos de los institutos de Secundaria». Es obvia, por tanto, la relación con un tema específico, como es la violencia de género, y no con la generalidad de las temáticas.

Las reacciones de la totalidad de las y los portavoces de los grupos municipales ha sido de unánime rechazo, expresado en la votación final: un voto a favor de la propia ponente y 22 votos en contra del resto de concejales presentes (se encontraban ausentes por enfermedad la concejala de Podemos Amaya Gálvez, y el de IU-Equo-Más Madrid, José Manuel Castro).

La portavoz del PP, Janette Novo, y el concejal del mismo grupo, Francisco Gallardo, se han ausentado del Pleno durante el debate de la moción. Novo ha emitido una nota de prensa en la que explica que su partido «no va a participar en debates en los que se ponga en cuestión la lucha contra la lacra social que supone la violencia de género. La vacuna contra este tipo de violencia es la educación».

Otras reacciones llamativas han sido las del concejal no adscrito Bernardo González («He tenido que cerrar la puerta de la habitación donde estoy para que mis hijos no escuchasen lo que ha estado usted diciendo»); la del portavoz de Ciudadanos, Luis Mas (que ha calificado las afirmaciones de la moción de «barbaridades» y ha afirmado que «La estrategia de Vox es difamar para destruir la democracia»); la de Alberto Cabeza, representando al PSOE (que ha calificado los argumentos de Guardiola como «sandeces»); o de Vanessa Milán, de Podemos, que ha exigido a la concejala de Vox «respeto» para Pamela Palenciano, a quien Guardiola se ha referido reiteradamente con un despreciativo «esa señora».

La concejala de Vox ha insistido en varias ocasiones en considerar «actividades extracurriculares o extraescolares» los talleres sobre violencia de género que se imparten en estas actividades. La concejala de Feminismos e Igualdad, Yasmin Manji, le ha aclarado que estas actividades «no son ni extracurriculares ni extraescolares, sino complementarias y supervisadas por la Inspección Educativa».

María de los Ángeles Guardiola ha insistido también repetidamente en que el objetivo de su moción es preservar la libertad de las familias para decidir el tipo de educación que sus hijos reciben. A este respecto Alberto Cabeza le ha recordado que «estas actividades las ofrece el Ayuntamiento a través del PAMCE y son elegidas en los consejos escolares, sirven para prevenir la violencia de género».