Uros hace bueno el pronóstico y se coloca tercero en la tabla

2362
Foto Rivas Actual

Ganó (74-59) a Estudio en el partido aplazado de la jornada 17, que se jugó en el Cerro del Telégrafo. Los visitantes plantaron cara a los locales, pero no pudieron con Uros cuando estos apretaron en defensa y dieron movilidad al ataque. La mitad del primer cuarto tuvo que jugarse sin marcadores de posesión, debido a una avería.

Muchos de los grandes temas de solistas y grupos estaban en la cara B de sus vinilos. Es algo que todo el mundo reconoce y es también lo que les ocurrió ayer a Uros de Rivas en el vinilo que grabaron contra Estudio. Mientras que la cara A del disco, la primera parte del encuentro, tuvo sus altibajos y pecó de falta de pasión y emoción, la cara B fue trepidante en casi todo su recorrido. Se impuso la calidad de la cara B (39-29 en los dos últimos periodos) a la cara A (35-30).

Lo de menos en la primera parte fue el marcador. El primer cuarto lo solventó Uros en tres o cuatro buenos minutos que le pusieron con nueve puntos arriba (23-14), pero perfectamente pudo ser Estudio quien quedase por encima. Y en el segundo cuarto, lo mismo: esta vez fueron los visitantes quienes consiguieron enjugar levemente el marcador, endosando un 12-16 a los locales. Pero también aquí las cosas pudieron ser de otro modo.

La segunda mitad del partido (especialmente el tercer cuarto) fue claramente distinta. Uros tuvo sus bajones también, pero mantuvo una línea general mucho más concentrada e intensa, apretando en defensa a Estudio para evitar la enorme cantidad de tiros fáciles que los estudiantiles disfrutaron en la primera mitad. Al mismo tiempo, los ataques fueron más fluidos, se movió el balón más y más rápido, obligando con ello a Estudio a correr y cansarse más. A pesar de que el tiro exterior funcionó especialmente bien, con Alberto Torres (6 de 9 encestados) y Pablo Mariñán (3 de 3), no se renunció a entrar a canasta, dividiendo muy bien la defensa rival, tanto David Ávila como Deyan Colado y Edu Gómez (que tuvo buena parte de la ‘culpa’ de revolucionar a su equipo en el tercer cuarto).

Y fruto de esto último fue la acumulación de faltas que los visitantes tuvieron en ambos cuartos de la segunda parte. Uros disfrutó de abundantes visitas a la línea de tiros libres y sacó ahí una parte de su renta (13 contra 8). La otra parte, la más relevante, estuvo en  las canastas de dos puntos, que otorgaron al conjunto de Jesús Sala 34 puntos, por solo 24 del rival.

Cumplido, pues, el pronóstico que daba como ganadores a los locales, Uros iguala el número de partidos jugados con el resto de equipos del grupo B-A de Liga EBA: 23, de los cuales 16 son victorias, igual que el segundo clasificado, Cabezuelo Socuéllamos, pero una más que el resto de contrincantes.

Precisamente será Cabezuelo Socuéllamos el rival de Uros en la siguiente jornada, que se celebrará el 15 de abril en la cancha de los socuellaminos. Un viaje de entre hora y media y dos horas para los aficionados ripenses que quieran ayudar a su equipo a hacerse con una victoria que les daría automáticamente el segundo puesto en la clasificación, pero en realidad el primero, toda vez que el Real Madrid (líder invicto del grupo) renuncia a disputar la fase de ascenso a LEB Plata que se jugará tras la competición regular.

Estadísticas del partido

Resultados y clasificación jornada 23 Grupo B-A Liga EBA

Sin marcador de posesión durante medio cuarto

Lástima que el Ayuntamiento, haciendo las veces de productor del disco del que hablamos, dejase algún borrón en el mismo. Los marcadores de posesión ubicados encima de las canastas no funcionaban al comenzar el partido, y los de suelo que se colocaron para suplir el problema, tampoco. Hasta la mitad del primer cuarto, en que se solucionó el problema de los de suelo (los de las canastas siguieron sin funcionar), la mesa tuvo que contar los 24 segundos de posesión cronómetro en mano, algo que probablemente dé lugar a una multa para Uros. El club asegura haber sufrido ya otro par de veces esta situación en lo que va de Liga, y cada vez le cuesta 100 euros de sanción. Lo curioso es que sea él, y no el Ayuntamiento, quien lo tenga que abonar.