Uros se juega este sábado frente a Estudiantes el pase a semifinales del torneo de la Federación de Baloncesto de Madrid

1904
El partido entre Uros y Real Madrid, la pasada temporada, contó con una grada a rebosar y la asistencia del entonces Alcalde,, Pedro del Cura, y de numerosos miembros de la Corporación (Foto Rivas Actual)

El partido, que se jugará en el Cerro del Telégrafo, decidirá cuál de los dos equipos pasa a la siguiente fase del torneo. Jesús Sala, su entrenador, está convencido de que «si mantenemos el nivel defensivo mostrado en los dos partidos anteriores, estaremos mucho más cerca del triunfo».

Uros de Rivas se juega este sábado (18:45 horas, Polideportivo Cerro del Telégrafo) su pase a semifinales del Torneo Juan M. Caño, de la Federación de Baloncesto de Madrid, que está sirviendo como pretemporada para todos los equipos de Liga EBA de la Comunidad de Madrid.

Las dos victorias obtenidas por el equipo ripense, frente al Sun Chlorella Dragons y frente a Pintobasket, le han servido para liderar su grupo, pero igualado a victorias con Movistar Estudiantes, que también ha derrotado a los dos mismos rivales. Se trata, pues, de un duelo decisivo con este último equipo para avanzar en lo que sería el objetivo final de Uros: la obtención del título de campeón del torneo. Algo que ya ha conseguido anteriormente, aunque en una temporada en la que el formato era más reducido que en la actual.

El partido del sábado se adivina complicado, porque, entre otras cosas, Movistar Estudiantes es un viejo conocido de los ripenses. Las normales altas y bajas en las plantillas de ambos no elimina el factor de conocimiento mutuo, y eso da un plus de interés al encuentro. El entrenador, Jesús Sala, considera fundamental que la grada del Cerro del Telégrafo esté llena y que se note el apoyo del público a un equipo que «lo ha hecho muy bien estos últimos años y que creo que esta temporada ofrece un poco más de ritmo y diversión en su juego». Está prevista la asistencia al encuentro, entre otros, de la Alcaldesa, Aída Castillejo, y de varios concejales y concejalas de la Corporación

Jesús Sala se muestra convencido de que «si el equipo mantiene el nivel defensivo mostrado» en los dos partidos anteriores del torneo, «estaremos mucho más cerca del triunfo». En una entrevista realizada ayer por Rivas Actual, el técnico ripense muestra su confianza en que las bajas con las que probablemente contará en el partido (especialmente la de Ángel Gómez, determinante en los encuentros ya jugados) podrán ser cubiertas satisfactoriamente gracias al movimiento de banquillo que Sala considera fundamental, y que ha llevado a que «hayamos tenido entre 10 y 12 jugadores convocados, con la mayoría de ellos jugando entre 15 y 25 minutos por encuentro». Eso permite que el grupo «llegue a la parte final del encuentro mucho más fresco».