Amnistía Internacional clamó en Rivas por más “Ciudades solidarias” con los refugiados

59

Rivas volvió a mostrar, el pasado sábado, su solidaridad y apoyo a los refugiados, a través de un acto convocado por Amnistía Internacional y celebrado de forma simultánea en numerosas ciudad españolas. El objetivo es reclamar a los Ayuntamiento que adquieran un “compromiso real” respecto a la acogida de personas refugiadas.

Consulta aquí la galería de fotos del acto (Imágenes de Kike Ayala)

Durante el encuentro se cortó una simbólica cinta amarilla para representar la inauguración de Rivas como ciudad solidaria con las personas que se ven obligadas a abandonar sus países.

El acto, que comenzó con la actuación de la batucada Batuhierro y estuvo presentado por el actor Manu Escobar, tomaron la palabra la portavoz de la  plataforma de apoyo a personas refugiadas de Rivas, Yasmín Manji, la activista de Amnistía Internacional, Inmaculada Álvarez, el refugiado colombiano residente en Rivas, José Ricaute, y la presidenta de la asociación feminista “Con la A”, Alicia Gil.

También se sumó a esta cita el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, que fue el encargado de inaugurar, de forma simbólica, la “ciudad acogedora” que es Rivas.

Todos ellos reivindicaron la importancia de que las ciudades españolas se comprometan con la lucha en favor de los refugiados y exijan al Gobierno central que cumpla con su promesa de ayudar a estos ciudadanos.

En concreto, desde la ONG han reprobado que el Gobierno central se comprometiera a acoger a un total de 17.337 personas hasta septiembre de este año, mientras que por el momento solo han llegado 1.100.

Consideran que son cifras “ridículas” y, por ello, quieren que los Ayuntamientos hagan pública una “cifra verdadera” del número de personas que tienen la posibilidad de acoger, con la finalidad de “presionar” así al Gobierno central para que asuma “de una vez” su responsabilidad con la acogida de refugiados.

En el acto también se mostró la exposición “Podrías ser tú”, del instituto Las Lagunas, mientras que el broche final lo puso el coro Ars Moderno, de la Escuela Municipal de Música.