CGT y CNT valoran que hay protocolos y vehículos deficientes y excesiva carga de trabajo en Rivamadrid

2235
Aspecto d ela concentración realizada esta mañana (Foto Kike Ayala/RIVAS ACTUAL)

Ambos sindicatos hacen pública una nota lamentando el fallecimiento reciente del trabajador de Rivamadrid, en la que denuncian protocolos de seguridad que «no siempre están claros o no los hay», «ritmos de trabajo elevados» y que maquinaria y vehículos «no siempre están en las mejores condiciones». El Ayuntamiento niega la existencia de horarios excesivos y la falta de protocolos, aunque se ofrecerá más formación en seguridad y se ha dado la orden de que ningún trabajador haga ninguna maniobra sin estar a la vista de otro compañero.

Dos de los sindicatos con presencia en Rivamadrid, CGT y CNT, han hecho público un comunicado en el que lamentan el fallecimiento de Abdel, el trabajador muerto en accidente laboral el pasado 28 de junio, y denuncian varias deficiencias o carencias en la empresa municipal de servicios.

Las dos organizaciones aseguran no querer «entrar en los entresijos del accidente laboral que acabó con su vida y dejó a otro compañero muy afectado a nivel psicológico», ya que «Las investigaciones de Guardia Civil e Inspección de Trabajo tendrán que arrojar luces sobre las circunstancias». Sin embargo, señalan que «un hecho de este tipo siempre responde a diversas causas e indica que algo no funciona bien».

Entre las cosas que, según las organizaciones sindicales, no funcionan correctamente, indican una «sobrecarga de trabajo en muchos servicios», que tildan de «evidente»; estrés laboral; ritmo de trabajo elevado en «determinadas áreas»; maquinaria y vehículos que «no siempre están en las mejores condiciones»; y protocolos de seguridad que «no siempre están claros o no los hay».

El Ayuntamiento, dispuesto a tomar medidas

Consultado por RIVAS ACTUAL, el Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento responde a estas denuncias asegurando, respecto a la excesiva carga de trabajo, que «los trabajadores y trabajadoras [de Rivamadrid] hacen diariamente su horario» y que «no hay horas extra a excepción de casos puntuales». Tampoco reconoce la falta de protocolos denunciada y afirma que «se cumplen todos los parámetros de seguridad y hay protocolos de riesgos», si bien anuncia que «En todo caso, se ofrecerá formación más específica a trabajadores y trabajadoras».

No obstante, el Ayuntamiento reconoce que «Siempre se pueden mejorar cosas. Ahora mismo el suceso está investigándose y si los resultados nos dicen que hay que mejorar algún aspecto, se hará, sin ninguna duda». En todo caso, anuncia alguna medida preventiva: «se ha dado la orden de que ningún trabajador o trabajadora haga ninguna maniobra si no tiene contacto visual con su compañero o compañera».