La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Covibar EBA termina su temporada con victoria sobre el líder


Alex Arcauz (10) superando a un rival (Foto: Enrique Ayala)

Alex Arcauz (10) superando a un rival (Foto: Enrique Ayala)

Covibar Rivas EBA ha ganado esta tarde (86-64) al Real Club Náutico Tenerife en el partido que cerraba la temporada de Liga EBA. Los del Cerro del Telégrafo han completado una excepcional campaña en la que han conseguido una sexta plaza, a sólo dos victorias de entrar en la fase de ascenso a LEB Plata. El Tenerife se sabía ya líder antes de comenzar el partido, pero ello no resta mérito a una victoria abultada que pone la guinda a una gran temporada.

Galería de fotos

Endosarle veintidós puntos al líder del Grupo B de Liga EBA no es algo para echar en saco roto. Y si bien es cierto que antes de comenzar el encuentro Tenerife se sabía ya líder prácticamente sin remedio, la diferencia de puntos supera en bastante lo que puede admitir todo un líder. La explicación no puede estar sólo en el relajamiento, hay que buscarla también en el buen partido realizado por el equipo entrenado por Alberto Rubio. Baste con decir que Covibar Rivas sólo terminó por detrás en el marcador en el primer cuarto, y aún así por sólo un punto (18-19). El resto de los periodos parciales los ganó con solvencia (24-17, 23-9 y 21-19). Como viene ocurriendo durante casi toda la temporada, una de las claves de la victoria está en que casi todo el equipo anota. En el de hoy, hasta  cinco miembros de la plantilla han alcanzado los dos dígitos en su casillero particular: Javi González (11), David Ajero (13), Alex Arcauz (14), Alejandro Iglesias (11) y Javi Soto (15). Sólo Gabriel Gómez ha quedado con el casillero en blanco, pero con sólo cinco minutos jugados en varias fases del encuentro.

No hay que buscar demasiado para encontrar la clave de la victoria de hoy: los locales han metido 12 de 23 tiros de tres, mientras que los tinerfeños sólo han conseguido un pobre registro de 3 de 20 intentos. Con unos números relativamente igualados en tiros de dos (19 de 41 para los de Rivas; 24 de 58 para los canarios) y en tiros libres (12 de 20 y 7 de 11, respectivamente), con igualdad también en los rebotes (43 de los locales por 40 de los visitantes) y con igualdad absoluta en los balones perdidos (9 cada equipo), es obvio que el tiro exterior ha funcionado para Covibar y le ha dado la victoria.

Una temporada para enmarcar

A la hora de hacer balance (y a la espera del que el entrenador, Alberto Rubio, tiene prometido hacer para Rivas Actual), se debe hablar, sin duda, de una extraordinaria temporada. Los fichajes realizados a comienzo de temporada se han demostrado tremendamente eficaces, y tanto Alex Arcauz como Alejandro Iglesias han brillado con luz propia a pesar de algún altibajo y de la lesión sufrido por el segundo. Y, por supuesto, el fichaje probablemente más definitivo para que el juego interior de Covibar consiguiera solidez: Javi Pérez, que ha sido un baluarte durante muchas jornadas. El equipo ha sufrido el azote de las lesiones de forma grave en un par de fases de la campaña, pero ha sabido recomponerse y reforzarse con jugadores conocidos (Javi Soto) que no han necesitado demasiado para adaptarse de nuevo a la plantilla a la que ya pertenecieron la temporada pasada.

Con esos mimbres Covibar ha ganado partidos impensables a fuerza, básicamente, de ser un equipo. Sabedor de que el talento individual quizás no alcanzaba al que podían poner sobre la mesa otros equipos, Alberto Rubio ha cuajado un bloque en el que las piezas se han complementado y en que ha hecho de la eficacia una máxima. El tiro exterior, una de las bazas más claras del conjunto a la hora de atacar, ha funcionado en muchas ocasiones y le ha dado al equipo victorias de otro modo impensables.

Un equipo que, tras un bache de unas cuantas jornadas sin ganar, recuperó hace un mes la buena senda y desde entonces ha hecho una gran recta final, con tres de tres partidos ganados. Sólo la victoria, hoy, de Alcobendas en la cancha del Tuenti Móvil Estudiantes (otro equipo que no se jugaba nada, con su cuarta plaza ya asegurada para acceder a la fase de ascenso) ha impedido a los ripenses quedar quintos en la tabla. Aún así, el sexto puesto conseguido mejora el resultado de la temporada anterior y se queda a sólo dos victorias de entrar en  esa fase de ascenso a la que nos referíamos. Una fase, no hay que olvidarlo, con la que el equipo del Cerro coqueteó, llegando a auparse a la cuarta plaza e incluso teniendo opciones, no concretadas, de pisar el tercer puesto.

Todo esto, en la segunda temporada del equipo en la categoría. Es imprescindible mirar hacia otros lados y ver lo frecuente que es llegar a una categoría para, al final de esa temporada, acabar cayendo de nuevo hacia abajo. O bien salvarse del descenso por los pelos. No ha sido ese el caso de Covibar Rivas, que el año pasado, en su debut en EBA, ya consiguió quedar en un cómodo lugar de la mitad de la tabla. En éste se mejora la posición notablemente.

Los tiempos son duros, pero a este equipo le hace falta un pequeño plus de apoyo para conseguir de él metas quizás impensables. El Club Deportivo Covibar tiene en su equipo EBA una referencia para toda la cantera, tan abundante en el club, pero también para el baloncesto madrileño, en el cual se encuentra muy igualado con nombres ilustres, como Estudiantes o Alcobendas.

Estadísticas del partido

 

 

Escrito por en 10/05/2014. Archivado en 0Ultimas,Baloncesto,Deportes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.