Desmantelado en Rivas el centro operativo de una banda de presuntos atracadores

256
Agentes de la Guardia Civil registran el domicilio en Rivas (Imagen tomado del video de Guardia Civil)
Agentes de la Guardia Civil registran el domicilio en Rivas (Imagen tomado del video de Guardia Civil)

Las detenciones se han producido hoy en un piso en Rivas donde tenían su domicilio y desde donde presuntamente planificaban sus operaciones. Se les imputan hechos delictivos en Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Venturada, Griñón, Boadilla del Monte y Villaviciosa de Odón. Era un grupo muy activo, ya que operaba prácticamente todos los días, perpetrando una media de dos robos diarios.

Agentes de la Guardia Civil, en el marco de la operación “Hábitat Qeleshe”, han desmantelado una célula especializada en robos con fuerza en viviendas habitadas de diferentes localidades de la Comunidad de Madrid. La investigación se inició el pasado 16 de noviembre de 2019, a raíz de un hecho perpetrado en la localidad de Griñón, en el cual consiguieron hacerse con un importante botín de joyas y dinero que superó los 6000 euros.

Tras realizar las primeras gestiones los agentes constataron que tanto el modus operandi como los autores materiales del robo pudieran tener relación con otros hechos, originándose así la operación ”Hábitat Qeleshe”, desarrollada por parte del Grupo de Delincuencia Organizada, de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Madrid. Los componentes se trasladaban en vehículo por urbanizaciones de diferentes municipios de la Comunidad de Madrid, de cara a estudiar zonas y seleccionar viviendas adecuadas y en las que no se encontraran sus moradores, teniendo como principal objetivo chalés individuales.

Para acceder al interior de las viviendas forzaban puertas o ventanas de las plantas bajas y una vez en el interior de los domicilios procedían a hacerse con todo tipo de efectos de valor, principalmente piezas de joyería, pequeños electrodomésticos, así como dinero en efectivo y documentación personal actuando con gran rapidez. Normalmente operaban en grupos de tres personas. El grupo delictivo era una célula muy activa que operaba prácticamente todos los días, perpetrando una media de dos robos diarios y con un ámbito de actuación principal que estaba el comprendido entre los ejes de las autovías A1 y A5.

A los detenidos se les imputa al menos quince robos en viviendas, teniendo hasta el momento hechos esclarecidos en las localidades de Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Venturada, Griñón, Boadilla del Monte y Villaviciosa de Odón. Tras la oportuna autorización judicial se procedió a la entrada y registro del domicilio en el que residían en Rivas Vaciamadrid, donde fueron detenidos y donde los agentes encontraron multitud de efectos procedentes de los ilícitos: Centenares de artículos de joyería (collares, pulseras, anillos, pendientes…), 1.000 euros en moneda fraccionada, efectos electrónicos y de telefonía móvil, diversa cantidad de moneda extranjera, herramientas y efectos que utilizaban en los hechos delicitivos y documentación falsa.

Los detenidos son tres hombres de origen albanés, con edades comprendidas entre los 25 y 30 años, los cuales se habían trasladado a territorio nacional en el mes de octubre, iniciando una campaña de robos a domicilios. A los mismos se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal y de robo con fuerza en domicilios habitados. Tras ser puestos a disposición de la autoridad judicial competente se decretó el ingreso en prisión de los tres miembros del grupo.