El Ayuntamiento firma sendos convenios con dos mancomunidades de Covibar para la mejora de instalaciones

675

Los convenios son con las mancomunidades 412 y Valle del Nalón, ambas en el barrio de Covibar. Uno de los aspectos más destacados cubiertos pòr los convenios son la sustitución de las luminarias actuales por otras de tecnología led. El Alcalde hace un llamamiento a las mancomunidades para que adopten una “actitud de servicio público” a la hora de autorizar la instalación de terrazas en sus calles, que son de titularidad privada de los vecinos de la zona.

La Junta de Gobierno realizada ayer, viernes, aprobó la firma de sendos convenios con las Mancomunidades de Propietarios 412 y Valle del Nalón, del barrio de Covibar. Los convenios buscan la mejora, mantenimiento y adecuación de las instalaciones e infraestructuras en estas zonas, cuya peculiaridad es que son de titularidad privada, pero de uso público.

Dentro de estos convenios, se realizarán actuaciones de mejoras con la sustitución a led, bajando el consumo energético, mejorando la calidad y niveles de iluminación, reduciendo el consumo energético y las emisiones de CO2 a la atmósfera así como la actualización de las infraestructuras de alumbrado a la normativa vigente.

Corresponsabilidad

Los convenios, según el Alcalde, Pedro del Cura, suponen el cumplimiento de los acuerdos alcanzados anteriormente entre Ayuntamiento y las diversas mancomunidades existentes en este barrio. Los acuerdos implican la asunción, por parte municipal, de la responsabilidad en el mantenimiento y mejora de determinados servicios, tales como alumbrado y agua.

A cambio, Del Cura hizo un llamamiento a estas mancomunidades a “devolver el servicio que el Ayuntamiento presta” a estas zonas de titularidad privada, adoptando una “actitud de servicio público” en temas como la autorización a los bares y restaurantes de sus correspondientes zonas para que puedan instalar terrazas.

Según el alcalde, “estamos encontrándonos con que en varias mancomunidades los vecinos, que son propietarios de las calles y plazas, no autorizan a negocios de hostelería la instalación en las mismas de terrazas”, algo que durante la presente crisis “es fundamental para la marcha de estos negocios”. “Si el Ayuntamiento está haciendo el esfuerzo de realizar estos convenios, las mancomunidades deberían reflexionar sobre estas prohibiciones y eliminarlas”, ha explicado, para concluir que “no tiene sentido que se prohiba la instalación de terrazas en la mancomunidad en que uno vive, pero luego se vaya a buscar una terraza en la que pasar un rato de esparcimiento en otro barrio”.

Además, Del Cura ha puesto de manifiesto que la exención de las tasas de terrazas y veladores no puede aplicarlas el Ayuntamiento a los negocios instalados en estas mancomunidades porque “no están ocupando vías públicas, sino privadas, y son las mancomunidades las que cobran a los negocios por el uso de los espacios, por lo que los esfuerzos que realiza el Ayuntamiento no llega a beneficiar a quienes se instalan allí”.