“El Caos Es Libre” con Alejandro.A

135

Continuamos con otra maravillosa poesía de nuestro joven colaborador Alejandro.A.

 

Recuerdos de nadie:

 

El horizonte, como manta de inocencia,

cubre un monte abandonado,

que poco a poco

Se convierte en vana locura.

 

Como sueños que son inútiles,

en el firmamento, sin poder volar

mis deseos más deseados, sin mi,

 sangrando podrán llegar.

 

Nuestras vidas son de una moneda,

girando lentamente,

en la infinidad de la soledad,

en el corazón donde se aposenta.

 

Pon una voz blanca,

desgarrada y despiadada.

como una promesa ardiente, y fría

por todos y por nada.

 

Mientras mis ojos, lejos por momentos

siguen ocultos en aquel lugar

Buscando entre centenos y sauces

lo que solía ser y porque deje de serlo.

 

Podría ser amigo de mi propia oscuridad,

ocultarme de la luz en el bien

podrían mis ilusiones viejas

volver a morir en paz.

 

Llorar me digo a mi mismo,

por volver a abrazar,

mirando aquel mirando

muriendo en la eternidad.