Día a día la Comunidad de Madrid, su Presidenta y quienes manejan la Sanidad Pública madrileña nos ofrecen suevas sorpresas en relación a los PAC (Puntos de Atención  Continuada) que, de la noche a la mañana, han tratado de sustituir a los Servicios de Urgencia de Atención Primaria y a los Servicios de Atención Rural (SAR).

A pesar de saber que no disponían del personal sanitario necesario, el 27 de octubre abren los PAC y comienzan las incidencias que son conocidas por todas y todos:

  • PAC cerrados por no tener profesionales; PAC sólo con celador o sólo con enfermera, la mayoría sin médico; traslados de los profesionales de un PAC a otro (se cierra Arganda para cubrir Rivas, es solo un ejemplo)
  • En muchos PAC ni siquiera se ha hecho limpieza para comenzar a trabajar en  condiciones de salubridad o no hay material (véase electrocardiógrafos, medicación, toner para la impresora…), no se tiene acceso informático a la aplicación de AP Madrid (en la que se encuentran nuestras Historias Clínicas) ni al MUP (Módulo único de prescripción en el que el médico indica la medicación a tomar para poderla recoger en la
    Farmacia con nuestra tarjeta sanitaria)
  • Los profesionales reportan todas las incidencias que se les presentan y son atendidos por los Jefes de Guardia o por las Direcciones Asistenciales que se limitan a darles órdenes verbales por teléfono sin que, en ningún momento, se las pasen por escrito mediante correo electrónico para dejar constancia de las situaciones comprometidas que se están produciendo, moviéndolos de un PAC a otro y amenazando con expedientarles por abandono del puesto de trabajo si decían que con un o una sola profesional era imposible abrir el centro
  • Maltrato continuado a pacientes y profesionales pisoteando sus derechos ciudadanos y laborales y poniéndolos a ambos en grave riesgo
  • Ante situaciones de verdadera urgencia para los pacientes, alguna enfermera ha tenido que actuar como ha podido y seguir instrucciones de un facultativo por teléfono para tratar al paciente…Hasta ahora, esto solo lo habíamos visto en las películas americanas de catástrofes
  • Situaciones de agresión verbal o física en un PAC en el que solo hay dos profesionales
  • Alcaldes de diversas localidades que mantienen informada a su población a través de la página web de sus Ayuntamientos sobre si el PAC está o no abierto…
  • Ceses y dimisiones de diversos cargos en Atención Primaria: Gerentes, Subgerente y la Dirección Asistencial del Sureste en pleno, que en la Consejería dicen que son “producto de la reorganización” Ante estas situaciones que, de no ser por su gravedad, parecerían dignas de una comedia de lo absurdo, la Comunidad de Madrid, ya sea a través de su Presidenta, del Consejero o del Viceconsejero de Asistencia Sanitaria echan balones fuera repartiendo la culpa de semejante dislate a: los profesionales, que son unos vagos y se dan de baja, que hacen huelga (eso sí con unos Servicios Mínimos del 100%); a los partidos de izquierdas que son los que incitan a la ciudadanía a manifestarse por sus derechos; a los Sindicatos, al Presidente del Gobierno…

Finalmente, reconociendo que no tienen suficientes profesionales, desde la Consejería han encontrado la solución al caos creado: se mantendrán abiertos los 80 PAC; 46 de ellos dispondrán de médico, enfermera y celador; los 34 restantes solo dispondrán de enfermera y celador pero podrán realizar consultas con un médico a través de videollamadas…¿Y quién va a explorar al paciente, quién va a informar los electros…? ¿O es que ahora las  enfermeras ya pueden sustituir a los médicos y éstos son una categoría sanitaria a extinguir? En la Sanidad todos los profesionales son importantes: desde el médico a la limpiadora, pero cada uno tiene sus competencias y sus responsabilidades que, todas juntas se ponen al servicio del paciente.

Por favor, dejen de mentir y digan claramente que nuestra salud solo les importa para enriquecerse, pero no piensen que las ciudadanas y ciudadanos y los profesionales somos tontos: se lo demostramos el pasado 22 de octubre y se lo demostraremos el próximo 13 de noviembre y todas las veces que sean necesarias para defender lo que es de todos y para todos: Sanidad Pública, Universal y de Calidad.

Y mientras tanto, no se les olvide que Rivas cuenta con prácticamente 100.000 habitantes, que la dotación de los Servicios de Salud necesarios para atender a estas ciudadanas y ciudadanos corresponde a la Comunidad de Madrid que tiene todas las competencias en materia de Sanidad:

  • Seguimos esperando que se construya el 4o Centro de Salud y el Centro de Especialidades
  • Seguimos sin tener un Centro de Especialidades
  • Seguimos teniendo demoras de hasta 30 días para conseguir cita en nuestro Centro de Salud
  • Se siguen aumentando las listas de espera quirúrgicas, para pedir consulta con un especialista o para realizarnos una prueba diagnóstica

La solución pasa por invertir dinero en Sanidad para contratar profesionales, crear nuevas infraestructuras y no destruir lo que ya funcionaba (SUAP Y SAR). Salvo que la intención sea otra: dejar morir lo público y entregar nuestra salud a la privada.