El Gobierno hace especial hincapié en su liderazgo en la crisis del coronavirus

809

La comparecencia, ayer por la tarde, del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para explicar el alcance del decreto de declaración del Estado de Alarma, dejó lagunas muy destacadas, pero fue muy claro y contundente en varios temas. Los principales: que el  liderazgo en la gestión de la crisis le corresponde al Gobierno central; y que el decreto no establece diferencia alguna entre territorios a la hora de aplicarlo. Incluimos el decreto oficial íntegro con la declaración del Estado de Alarma.

Estos dos aspectos fueron machaconamente reiterados por Sánchez, quien realizó un auténtico ejercicio de contención y de disciplina ante las preguntas de los periodistas posteriores a su intervención. Esas preguntas abundaron desde diferentes ángulos en varios temas comunes, especialmente las discusiones habidas en el seno del Gobierno acerca de introducir en el propio texto del decreto medidas de ayuda a trabajadores y pequeños empresarios; el posible margen de diferencia de aplicación de la norma entre unas comunidades autónomas u otras; y el mantenimiento de competencias de las autoridades regionales.

El Presidente fue insistente respecto a estas tres cuestiones: el debate en el seno del Consejo de Ministros fue intenso, pero con aportaciones valiosas de todos; no existen diferencias entre comunidades autónomas a la hora de aplicar el decreto, afecta por igual a todas; y las autoridades regionales mantienen sus competencias “en la gestión ordinaria de las mismas”, pero siempre en el contexto marcado en cada momento por la autoridad competente (los ministros designados con delegación) y bajo su mando.

Lagunas

En cuanto a las lagunas, destacan poderosamente las derivadas de la amplia gama de excepciones a la prohibición de moverse, personalmente o en vehículo, por las calles. En este sentido es muy ilustrativo un tuit que desde ayer corre por las redes, en el que alguien se explica a sí mismo: “Ah, vale, entonces puedo irme por la mañana a trabajar, viajar en un metro lleno de gente, estar ocho horas rodeado de gente, salir del trabajo y volver a viajar en metro rodeado de gente, irme a ayudar a una tía mía que ya es muy mayor, ir a comprar mis cosas, pasarme a cortar el pelo y a comprar tabaco. Y después de llegar a casa, bajarme a pasear al perro”.

Y de más alcance es la laguna manifestada por autónomos y trabajadores de distintos sectores cuyas empresas están cerrando (especialmente los comercios no autorizados a permanecer abiertos), respecto a la naturaleza de la protección que recibirán del Estado por los despidos que ya se están produciendo, o la falta de percepción del salario, total o parcialmente. Decretar medidas que, sí o sí, provocan esas situaciones, pero no establecer al mismo tiempo otras que las palien o las corrijan, es introducir el pánico en una población ya de por sí nada sobrada de recursos en muchos casos.

El decreto íntegro

Conscientes de lo prolijo y detallado del decreto que ayer entró en vigor, RIVAS ACTUAL renuncia a resumir su contenido y preferimos ofrecerlo íntegro. En el siguiente enlace se puede leer en formato pdf extraído directamente del Boletín Oficial del Estado. El fichero puede también descargarse para una lectura más detenida.

Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, declarando el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19