El Gobierno regional prorroga por 617.000 euros el contrato con ‘A la Par’, que acaba de realizar un ERTE

La fundación 'A la par', hasta 2017 conocida como Fundación Carmen Pardo-Valcarce, gestiona un centro de día en la zona de Mirasierra y el 18 de marzo anunció en su web la realización de un ERTE.

822
CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 75

La fundación, que en 2017 cambió su nombre de entonces, ‘Carmen Pardo Valcarce’, por el de ‘A la Par’, ha visto “renovada la prórroga del contrato de gestión del Centro de Día” Di-Em, ubicado en la zona Norte de Madrid, junto a la exclusiva Colonia Mirasierra, según una nota de prensa de la Comunidad. La concesión de la nueva prórroga se ha aprobado en el Consejo de Gobierno celebrado el pasado 25 de marzo, mientras que el ERTE realizado por la Fundación fue anunciado el 18 de este mes en su página web.

La Fundación ‘A la par’ gestiona el Centro de Día Di-Em, ubicado dentro de los extensos terrenos e instalaciones que la propia fundación posee junto a la exclusiva Colonia Mirasierra, en el distrito de Fuencarral. ‘A la Par’ se especializa en la atención a personas con “discapacidad intelectual ligera o límite con graves trastornos de conducta y/o
enfermedad mental asociado”, según la nota de la Comunidad.

La prórroga, que pone a disposición de la fundación la cantidad de 617.000 euros para “mantener 20 plazas” de personas “de ambos sexos, con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, de entre los 18 y 40 años preferentemente”, implica un coste medio mensual de algo más de 1.285 euros por persona.

La renovación del contrato de gestión del Centro de Día desde septiembre de 2020 hasta agosto de 2022, se aprobó en el Consejo de Gobierno de la Comunidad llevado a cabo el pasado 25 de marzo, siete días después del anuncio que la propia Fundación ‘A la Par’ hizo en su página web, según el cual había tramitado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En dicho anuncio se explica que el expediente de regulación se realiza “Con el ánimo de proteger la Fundación y el único fin de mantener nuestra organización a flote, cuidar a nuestra plantilla y seguir contribuyendo a la participación de las personas con discapacidad intelectual”.

El comunicado también aclara que en el ERTE no ha entrado “ningún trabajador con discapacidad” y que la fundación “completará todos los sueldos para que ningún empleado vea mermada su capacidad adquisitiva y todos sigan percibiendo la misma cuantía económica que percibían en sus nóminas”. Además, ‘A la Par’ “ha habilitado un fondo interno para anticipos” para dar respuesta a los posibles retrasos en los pagos por parte de la Administración.

La fundación ‘A la Par’ comenzó llamándose Fundación Carmen Pardo Valcarce. Su fundadora, Carmen Cafranga, fue condenada en 2017 a un año y ocho meses de prisión en el caso de las ‘Tarjetas Black’ de Cajamadrid. Justo en esas fechas, la entidad fundada por Cafranga pasó a denominarse ‘A la Par’ y a ser presidida por la hija de Carmen Cafranga, Almudena Martorell Cafranga.

La nota de prensa emitida por la Comunidad de Madrid el pasado 25 de marzo identificaba, sin embargo, a la entidad adjudicataria de la prórroga como ‘Fundación Pardo Valcarce’ y aseguraba que la continuidad de la adjudicación se debía a que “el servicio prestado por la entidad lo ha sido a plena satisfacción y con estricto cumplimiento de las condiciones pactadas”.