El Pleno aprueba el Presupuesto de Rivas para 2015 con el voto en contra del PSOE

63
La concejala de Hacienda, Ana Reboiro, tuvo a su cargo la presentación y defensa del Presupuesto (Foto: Enrique Ayala)
La concejala de Hacienda, Ana Reboiro, tuvo a su cargo la presentación y defensa del Presupuesto (Foto: Enrique Ayala)
La concejala de Hacienda, Ana Reboiro, tuvo a su cargo la presentación y defensa del Presupuesto (Foto: Enrique Ayala)

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid aprobó ayer en su Pleno y por mayoría (13 votos a favor, 8 abstenciones y cuatro votos en contra), los Presupuestos municipales para el año 2015. Con estas cuentas, el Gobierno municipal fija como prioridad, de cara al último ejercicio de la presente legislatura, la inversión en partidas sociales (educación, vivienda, empleo, servicios sociales, deporte, personas mayores, etc.), el apoyo a las asociaciones y el estímulo de la actividad económica para crear empleo. El Presupuesto fue aprobado inicialmente en el Pleno de ayer, con los votos a favor de IU, la abstención de PP y CDR y el voto en contra de los cuatro concejales del PSOE.

En Rivas, uno de cada dos euros del presupuesto está dirigido a la inversión social, según el análisis del Presupuesto municipal para 2015 realizado por el Gobierno municipal. De esta forma se destinarán 8,4 millones de euros para medidas de apoyo a las personas frente a la crisis; 1,2 millones de euros a asociaciones y clubes deportivos; y 1,4 millones para seguir ampliando la red de fibra óptica en la ciudad. Se trata sólo de “tres ejemplos de un presupuesto comprometido con los problemas y retos de la ciudad”, según la nota hecha pública por el Ayuntamiento.

En concreto, las concejalías ripenses invertirán 36 millones de euros en medidas de carácter social,  lo que supone un 48% de los 75,3 millones, que son los que conforman el Presupuesto del Ayuntamiento para el año que viene. Otro de los ejes de este presupuesto ha sido la inversión en el mantenimiento de los servicios públicos de calidad, que tendrán como destinatarias principales a las familias, la juventud, las personas mayores, los colectivos sociales y la infancia.

“Con estos presupuestos garantizamos la continuidad del ‘modelo Rivas’, una ciudad que se enorgullece de tener entre sus señas de identidad unos servicios públicos de calidad y una política social avanzada, que será el referente para el cambio político que protagonizará este país”, afirma Pedro del Cura, alcalde ripense.

Combatir la crisis

Una parte importante del gasto social irá a financiar ayudas directas a familias en situación de vulnerabilidad (pago de calefacción, luz, agua, gas, etc.; el fondo de compensación educativa (ayudas directas para becas de comedor escolar); renta social para vivienda; la teleasistencia para personas mayores, etc. Las medidas anticrisis en Rivas crecen: se pasa de 7,7 millones hace dos años a los 8,4 millones que tendremos en 2015. Muchas veces el Ayuntamiento tiene que asumir una competencia que reside en la Comunidad de Madrid, ante el retraso con el que llegan las ayudas. En el caso de la Renta Mínima de Inserción, los beneficiarios la reciben hasta 16 meses más tarde.

“Hemos priorizado las medidas que puedan paliar las situaciones difíciles que está viviendo parte de nuestra ciudadanía a la que la crisis económica ha golpeado con especial dureza”, aclara Del Cura. Y añade: “También optamos por seguir modernizando las infraestructuras, apoyar a las empresas y los pequeños comercios y mantener los servicios públicos que tanto valora nuestra ciudadanía”. Un ejemplo son los 1.4 millones de euros que se destinarán a extender la red urbana de fibra óptica. Así se mejora una las infraestructuras de esta ciudad que atraen a nuevas empresas, muchas de ellas ligadas a un modelo de innovación tecnológica y que pueden generar nuevos empleos para vecinos y vecinas de Rivas.

Rivas mantiene exenciones y bonificaciones en las tasas municipales para apoyar los nuevos proyectos empresariales. En algunos casos hasta ofrecer la exención casi total del impuesto para favorecer la creación de empleo. Otra medida que busca la revitalización económica es la reducción de los plazos en los trámites administrativos, con lo que se avanza en agilidad y eficiencia. La ventanilla única de Rivas es el punto desde el que se tramitan más creaciones de empresas de toda la Comunidad.

Menos subvenciones de la Comunidad de Madrid

En las previsiones presupuestarias que hace la Concejalía de Hacienda destaca la disminución progresiva de las subvenciones que aportaba la Comunidad de Madrid, vía convenios con el Ayuntamiento, a servicios fundamentales como los de educación, vivienda o personas mayores. El Gobierno de Ignacio González se ha comprometido a dotar con 2.5 millones esas partidas, una cantidad que contrasta con los 6 millones que concedía en el año 2012. “La Comunidad de Madrid mantiene una política de privatización progresiva, abandono a los ayuntamientos y negación de sus competencias”, denuncia el alcalde. “Un ejemplo muy ilustrativo es su papel en la educación. Mientras que niega a la población de Rivas un colegio público que necesita, nos presiona para que se agilice la construcción de un privado concertado y religioso”, remarca Del Cura.

Como contraposición al modelo privatizador del PP, Rivas mantiene sus señas de identidad que la distinguen como la localidad de la Comunidad de Madrid que más apuesta por la gestión pública de los servicios municipales. El mejor ejemplo es la recogida de la basura que realiza la empresa pública Rivamadrid y que supone la mitad, en coste habitante/año, de lo que le cuesta al ciudadano de Madrid, donde su Ayuntamiento prefiere hacerlo a través de una contrata privada.

Al presupuesto del Ayuntamiento (75,3 millones) hay que añadir las cuentas de las dos empresas públicas, EMV (18 millones) y Rivamadrid (16 millones), de modo que las cuentas municipales alcanzan una cifra global de 95,6 millones de euros para 2015 en lo que se denomina Presupuesto consolidado.

El PSOE, en contra. PP y CDR se abstienen

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento mantuvo una actitud inusualmente dura frente a este Presupuesto, a pesar de calificarlo como “continuísta” respecto al presentado hace sólo tres meses para cerrar el ejercicio 2014. El portavoz del Grupo, Guillermo Magadán, echó en cara en reiteradas ocasiones a la concejala de Hacienda y al conjunto del Gobierno que “este Presupuesto adolece de falta de ambición de ciudad”. Para ello se basaba en la “ausencia de medidas concretas de apoyo a la creación de empleo y al comercio”. El concejal socialista se dirigió con marcada ironía a Ana Reboiro, concejala de Hacienda, dando por hecho que “habrán viajado ustedes a todas partes para intentar atraer inversión a Rivas, supongo”. Para Magadán, “este presupuesto no rompe con el modelo productivo de los últimos años, un modelo basado en el ladrillo y que en varias ocasiones hemos avisado de que está acabado”.

Sin embargo, esta mañana, en rueda de prensa, el Alcalde, Pedro del Cura, ha asegurado no entender la postura del Grupo Socialista, ya que “las enmiendas que presentaron las metieron por registro a ultimísima hora, y además son un calco de las que presentaron de cara al anterior Presupuesto”. Para Del Cura, “el PSOE no ha hecho el esfuerzo de presentar un Presupuesto alternativo, ya que pensaban votar en contra. Y ello a pesar de que hemos transado buena parte de las enmiendas que han presentado”.

Por su parte, PP y CDR se abstuvieron en la votación celebrada ayer. La Secretaria General del PSOE Rivas ha valorado esta mañana, en una nota de prensa, que “Rivas no se merece estos presupuestos. IU no quiere ver la realidad y el PP les da su apoyo. Los  socialistas sí sabemos lo que necesita esta ciudad y me consta que la mayoría de los vecinos y vecinas no comparten, por ejemplo, que se gaste más en publicidad que en políticas de igualdad”.