La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


La caca no es abono, produce enfermedades


El Ayuntamiento de Rivas inicia una campaña municipal contra los excrementos caninos y para sensibilizar a propietarias y propietarios de perros. Las medidas a tomas contemplan multas de hasta 300 euros para quien no recoja las cacas de sus mascotas, una actitud poco cívica y además se anuncia que se intensificará la limpieza y la vigilancia policial de determinadas zonas para concienciar y hacer cumplir la normativa municipal.

Bajo el título directo, “La caca no es abono, produce enfermedades”, se articula una nueva campaña municipal para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de cumplir con la responsabilidad de recoger los excrementos de los perros.

Desde el Ayuntamiento informan, se han detectado puntos de la ciudad donde algunos propietarios y propietarias de mascotas no cumplen con sus obligaciones a este respecto y, por tanto, se genera en esas zonas un riesgo para la salud de la ciudadanía.

Por ello, se ha intensificado la labor preventiva e informativa, utilizando los canales de comunicación habituales del Ayuntamiento, y con nueva imagen corporativa para esta campaña. Pero también esta misma semana se han intensificado las tareas de limpieza en determinadas zonas de la ciudad, especialmente a primera hora de la mañana, continuará durante todo el mes de agosto, mientras se ha redoblado además la vigilancia policial, sobre todo en las horas más habituales de paseo de los perros, intensificando la sanción de infracciones.

La presencia de excrementos sólidos y líquidos en la vía pública provoca molestias, olores e incomodidades y supone un foco de atracción para insectos y roedores. Además, las excretas pueden transmitir dolencias como el quiste hidatídico y enfermedades oculares por lo que su recogida es de vital importancia, tal y como se insiste desde la concejalía de Salud.

La actual ordenanza municipal de protección de animales subraya la importancia y urgencia de este hábito con las mascotas. El texto contempla multas de hasta 300 euros para propietarios y propietarias que no recojan las heces de sus perros.

Esta norma también posibilita que los animales puedan pasear sueltos por los parques municipales en un horario delimitado: de abril a septiembre, entre las 21:00 y las 8:30, y de octubre a marzo, de 19:00 a 8:30. Esta medida no se podrá aplicar nunca en zonas de juegos infantiles ni con perros de razas consideradas como “peligrosas”.

Escrito por en 13/07/2018. Archivado en 0Destacadas,0Ultimas,En Rivas,Sanidad. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.