La Casa de Andalucía colgó el cartel de ‘lleno absoluto’ con sus “Aperitivos flamencos”

73
Nueva cita de los "Aperitivos flamencos" (Foto de Kike Ayala)
Nueva cita de los “Aperitivos flamencos” (Foto de Kike Ayala)

La Casa de Andalucía de Rivas celebró ayer uno de sus tradicionales “Aperitivos flamencos” ante un auditorio lleno que comenzó con la actuación de José Manuel Chamero a la guitarra y el cante de Paco Torres, a quien le tomó el relevo María Guerra, Valentin “El Belmezano” y “La Mari” (éstos últimos, procedentes del Coro Rociero de Rivas).

La primera parte concluyó, finalmente, con la voz de Silvia Troncoso. En general, se escucharon numerosos palos y estilos como el romance del camborio, tangos, peteneras, bulerías, tientos tangos y alegrías, todo ello “con mucho ritmo y buen cante”, según han ensalzado desde la organización en una nota.

La segunda parte arrancó con la guitarra de Juan Antonio Muñoz Pacheco, que acompañó a Santiago Navarro, a Mariano “El taxista”, a Rafa Rodríguez, a Juan Antonio de Badajoz, a Pepe “El Malagueño” a Gerardo Iglesias y a Pepe Caballero.

Santiago Navarro durante los “Aperitivos flamencos”

Se cantó por malagueñas, caña, levante, fandangos de Huelva, tangos flamencos, sevillanas flamencas, cantes y rondeñas, entre otros estilos.

Por otro lado, el sábado se celebró una charla sobre los orígenes y la evolución del romance flamenco, que corrió a cargo del estudioso musical José Luis Gálvez Cabrera.

Gálvez Cabrera explicó los orígenes del flamenco

Gálvez Cabrera explicó que este palo del flamenco representa el origen más antiguo del género. Probablemente es una adaptación de los romances castellanos, ya muy extendidos en el siglo XV como entretenimiento de la nobleza, que los antiguos flamencos lo hicieron suyo transformándolo y adaptándolo a su sentido musical, según explicó en la cita.

El experto Gálvez Cabrera es un ingeniero de comunicaciones apasionado por el estudio del flamenco.