La consejería de Educación deja a colegios y ayuntamientos sin instrucciones para el comienzo de las clases

562
Foto: Ayto Rivas

Así lo reconoció ayer el alcalde de Rivas, que se quejó de que el Gobierno regional “ha dejado que sean los centros educativos los que se ‘coman el marrón’ de organizar el inicio de las clases en septiembre”. La FAPA Giner de los Ríos ha emitido también un comunicado protestando en el mismo sentido por la falta de directrices.

“Que cada cual se las apañe como pueda”, parece ser la consigna lanzada desde la consejería de Educación a los centros educativos de cara al comienzo de las clases, en septiembre próximo. Ya se ha levantado una oleada de protestas por parte del personal de varios centros de la Comunidad que ven con preocupación la falta de directrices y herramientas para llevar a cabo los desdobles de espacio en septiembre, cuando haya que acoger al alumnado pero manteineo distancias de seguridad. A más distancia de seguridad, menos alumnos en el aula, y más necesidad de nuecos espacios que hagan las veces de tal.

Pero desde la Consejería dirigida por Enrique Ossorio no han querido ‘mojarse’ indicando cómo se debe proceder, qué tipo de espacios deben ser susceptibles de utilizarse para ese desdoble.

Sin indicaciones sobre los horarios de entrada y salida

Otro factor que deberá ser tenido en cuenta tanto por los centros como por los Ayuntamientos, será cómo canalizar la afluencia del alumnado a los centros, en el horario de entrada, y  también cómo hacerlo en las horas de salida de clase.

Tampoco en este sentido la consejería de Educación ha planteado criterios concretos, sino que de nuevo serán los centros educativos los que deberán “organizarse” como puedan. Ayer, el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, explicó en rueda de prensa que esto “plantea un serio problema”, porque si cada centro decide hacer las cosas de maneras distintas, las tareas que al respecto deberán asumir distintos servicios municipales, como el de Policía Local, pero no solo, se complicarán.

Del Cura explicó que, de momento, “lo único que podemos hacer es prever un uso diferenciasdo de los caminos escolares, porque esos sí dependen de nosotros”.

La FAPA Giner de los Ríos también protesta

La FAPA Giner de los Ríos, por su parte, lleva “varios meses reclamando que la Consejería de Educación colabore con los ayuntamientos madrileños para que estos pongan a disposición de los centros educativos públicos todos los espacios que tengan disponibles para permitir desdobles de grupos”, aseguran en un comunicado hecho público ayer.

La FAPA considera esto imprescindible para que “con ello, puedan bajarse las ratios por grupo para favorecer, entre otras cosas, que se evite que los centros educativos se puedan convertir en nuevos focos de expansión de la COVID-19 cuando se recupere la enseñanza presencial, algo que debe ocurrir con el inicio del próximo curso escolar, siempre y cuando se garanticen todas las medidas higiénico-sanitarias”.

La FAPA demanda a la Consejería que “no se limite a ser un espectador pasivo en la colaboración que debe establecerse con los ayuntamientos, pasando sin más la “patata
caliente”, al no comprometerse a nada en la carta enviada a los centros. Es imprescindible
que la Consejería no se quede solo en permitir la interlocución de los centros educativos
con los ayuntamientos, puesto que ella es la responsable del sistema educativo y no las
corporaciones locales”, aseguran en la nota.

Por ello, consideran “ineludible que la Consejería ponga a disposición de los ayuntamientos que lo necesiten, la financiación suficiente que haga viable la utilización de los espacios municipales necesarios junto a todos los recursos materiales y humanos para su correcto funcionamiento”.