Las dos empresas municipales, EMV y Rivamadrid, aprobaron sus cuentas de 2019

238
Sede de Rivamadrid

Las dos  , ambas Las dos empresas públicas de Rivas de Rivas Vaciamadrid han celebrado sus juntas generales ordinarias y aprobaron sus cuentas de 2019. Desde el Ayuntamiento aseguran que son un ejemplo de gestión solvente y de que desde lo público también se pueden prestar servicios que en otros municipios se privatizan.

Las dos empresas públicas de Rivas aprobaron la semana pasada sus cuentas anuales de 2019. Se trata de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) y Rivamadrid, que se encarga de la recogida de residuos, limpieza viaria en calles y en edificios municipales, mantenimiento de los parques y jardines y otros servicios como BicinRivas, la grúa municipal o las fuentes.

Ambas empresas han celebrado sus respectivas juntas generales ordinarias, el máximo órgano de decisión y donde están representados los 25 concejales y concejalas que conforman el Pleno del Ayuntamiento.

Desde el Ayuntamiento aseguran que: “las dos empresas son ejemplo de gestión solvente y de que desde lo público también se pueden prestar servicios que en otros municipios están privatizados”.

La EMV

En el caso de la EMV, las cuentas de 2019 han sido aprobadas por mayoría de sus miembros presentes, con 22 votos a favor (IU-Equo-Más Madrid, PSOE, Ciudadanos, PP, Podemos y edil no adscrito), una abstención (Vox) y ningún voto en contra. El ejercicio 2019 refleja una cifra de negocio de 36,57 millones de euros, con un beneficio de 245.168 euros después de impuestos.

Por lo que se refiere al endeudamiento bancario, la deuda con entidades financieras se ha reducido un 32% respecto al ejercicio anterior, incluida la deuda hipotecaria de los edificios de las viviendas en alquiler, destacando la amortización casi completa del VI Plan de Vivienda Pública, al haberse entregado casi en su totalidad sus promociones.

En lo que respecta a la actividad, ha sido un ejercicio de ventas con la entrega de casi la totalidad de las viviendas del VI Plan y ventas de garajes. Ahora se empieza el desarrollo de la construcción de la parcela 44 para el nuevo Plan Alquiler de Vivienda Joven. La EMV gestiona, además, un parque de 660 pisos en régimen de alquiler, que garantizan el acceso a una vivienda digna.

Rivamadrid

En cuanto a Rivamadrid, empresa que cuenta con 543 trabajadoras y trabajadores, el ejercicio de 2019 se cerró con 19,95 millones de euros en ingresos, un 3,16% más que en 2018: 18,41 millones proceden del Ayuntamiento (un 3,5% más que la campaña anterior). Han votado a favor de las cuentas 20 ediles (IU-Equo-Más Madrid, PSOE, Ciudadanos, Podemos y edil no adscrito), tres se han abstenido (PP y Vox) y no se ha emitido voto contrario alguno.

Los gastos ascendieron a 19,87 millones, de los que 15,39 millones son para personal (un 4,35% más que el ejercicio anterior) y 960.849 para adquisición de maquinaria y vehículos. El periodo medio de pago a proveedores estuvo el cuarto trimestre del año 2019 en 2,68 días, de los mejores del sector, indicativo de la solvencia de la empresa, que dispone de 108 vehículos para todos los servicios que presta. Entre las inversiones más potentes destaca la compra de un camión recolector compactador y 160 contenedores de carga lateral de 3.200 litros y otros 135 de 800  litros.

Según explica la dirección de Rivamadrid: “son unas cuentas de continuidad. El incremento de gasto refleja, sobre todo, los efectos del convenio laboral y el incremento de nuevos servicios asumidos por la empresa (reparación de vehículos y grúa municipal). Un año más volvemos a tener beneficios, que demuestran que somos una empresa saneada con unos fondos propios robustos. El informe de auditoría reconoce que las cuentas muestran la imagen fiel de la empresa”.