Los consejos de Bomberos para unas Fiestas más seguras

161
Espcialmente el árbol navideño debe estar lejos de fuentes de claor como chimeneas o estufas de gas.
Espcialmente el árbol navideño debe estar lejos de fuentes de claor como chimeneas o estufas de gas.

Hay que evitar que el árbol de Navidad esté cerca de una fuente de calor y utilizar cables y bombillas homologados. Es muy importante no sobrecargar los enchufes con multiplicadores y a desconectar los aparatos eléctricos después de usarlos.

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid ha hecho públicas una serie medidas preventivas para que los madrileños puedan celebrar las fiestas navideñas sin sobresaltos. Estos consejos tienen en cuenta que en esta época pasaremos más tiempo en casa que otros momentos del año y, por tanto, puede incrementarse el número de accidentes domésticos.

Los bomberos aconsejan tener mucho cuidado con la instalación eléctrica en el hogar. Para ello, instan a no sobrecargar los enchufes con multiplicadores y a desconectar los aparatos eléctricos después de usarlos. Es aconsejable no ubicar los árboles de Navidad cerca de una fuente de calor y comprobar el buen estado de cables y bombillas que los adornan. Al salir de casa o irse a la cama, es conveniente desconectar el alumbrado navideño.

Los bomberos de la Comunidad hacen un llamamiento a aplicar el sentido común en el cuidado de los niños. Es preferible que no se queden solos en casa y no deben tener acceso a cerillas y mecheros. Los productos pirotécnicos, que tanto agradan a los pequeños, deben estar especialmente controlados. Esa precaución se aplica también a los adultos, especialmente a los fumadores. Se
recomienda no fumar en la cama y tener cuidado al vaciar los ceniceros, comprobando que las colillas quedan apagadas.

Asimismo, se deben extremar las medidas de seguridad respecto al uso de braseros de carbón y leña, ya que emiten gases tóxicos que pueden llegar a poner en peligro la salud de las personas. Las velas -recuerdan los bomberos- pueden constituir un peligro y deben ser apagadas antes de irse a la cama o abandonar la vivienda. Además, hay que tener la precaución de mantenerlas alejadas de las cortinas o de cualquier material que pueda arder fácilmente.

En cuanto a las chimeneas, la recomendación es que no se pongan muebles, ropas o cortinas en sus proximidades. También es necesario mantener limpio el tiro y no depositar en la basura rescoldos o cenizas calientes. Todos los años hay que hacer una revisión para comprobar el estado de funcionamiento de esta fuente de calor.

Ventilación exterior

La cocina merece un capítulo especial. Los bomberos recomiendan limpiar regularmente la campana extractora y vigilar la acumulación de grasa y suciedad en los conductos. Es aconsejable no perder de vista ollas y sartenes colocados sobre el fuego y, si la sartén o la freidora se prenden, no echar nunca agua sobre el aceite caliente.

Los profesionales señalan la necesidad de que cocinas, calentadores y estufas de gas cuenten con ventilación exterior. Además, después de usar estos aparatos, se debe cerrar la llave de seguridad y es preciso cumplir con las revisiones obligatorias. Además, en caso de que se detecte olor en la vivienda, no se debe encender la luz para evitar posibles deflagraciones. También es necesario prestar atención a la manta eléctrica antes de acostarse y cerciorarse de no dejar encendida la plancha después de haberla usado.