No tire sus cápsulas de café: en el Ayuntamiento las reciclan

2682
Recipientes que el Ayuntamiento pone a disposición del público para depositar las cápsulas de café (Foto Ayto Rivas)

La sede de Policía Local y el edificio del Ayuntamiento en la Plaza de la Constitución disponen de recipientes especiales para depositar las cápsulas. Tanto las cápsulas de aluminio como las de plástco pueden ser recicladas, e incluso reutilizadas para una variedad de usos.

Aproximadamente un 63% de las y los españoles tomamos café. Y de esa importante cantidad, un elevado porcentaje (en torno a un 70%, según datos de 2017) lo hace utilizando cafeteras de cápsulas. Con un consumo medio de 2,2 tazas diarias, se pueden imaginar el enorme montón de cápsulas ya utilizadas que se generan.

Y esas cápsulas están hechas de dos tipos de material: aluminio o plástico. Este factor ha provocado que, después de un aumento masivo del consumo de cápsulas (que, además, no son solo de café, también las hay de leche, de chocolate…), muchas personas se hayan preocupado por lo que este consumo implica para el medio ambiente, pues considera que las cápsulas no son reciclables.

Reciclables y reutilizables

Sin embargo, no es así. Tanto las de plástico como las de aluminio se pueden reciclar y de hecho se reciclan. No sólo eso, sino que también se han encontrado una variedad de aplicaciones para las cápsulas usadas, desde compost (previo proceso de tratamiento) hasta muebles.

Las cápsulas de plástico deben depositarse en el mismo contenedor que los envases de ese material, pero las de aluminio requieren ser llevadas a un punto limpio donde se podrá encontrar un espacio para esa fracción de residuos.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Rivas ha comenzado una experiencia de poner a disposición del público recipientes especializados para las cápsulas. Se ubican en la sede de la Policía Local (avenida de José Hierro, 84) y en el edificio del Ayuntamiento de la Plaza de la Constitución. Rivamadrid se encarga de su posterior recogida y tratamiento adecuado.

Como se puede observar en la fotografía, se trata de grandes recipientes separados (aluminio y plástico), de los que puede hacer uso la ciudadanía. Además, en otras dependencias se han instalado otros recipientes similares, aunque para uso del personal municipal.

¿Y a que no saben qué? Estos recipientes están hechos… con cápsulas de café recicladas.