Redactado el decreto que permitirá la reclasificación de policías locales a nivel regional

1301

La Comisión de Coordinación de Policías Locales ha terminado de redactar recientemente el borrador del texto sobre selección de personal y clasificación del mismo, que el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid puede ya convertir en decreto. A partir de ese momento, la demandada reclasificación de agentes de Policía Local de los municipios podrá realizarse de manera reglamentaria.

El decreto que el Gobierno regional deberá aprobar a corto plazo sobre modificaciones en el Reglamento de Policías Locales en lo relativo a procesos de acceso, selección, movilidad o promoción interna de personal, está a punto de llegar a la mesa del Consejo de Gobierno de la Comunidad. La redacción del borrador del texto ha terminado hace unos días y ha sido enviado a la Administración autonómica con el fin de que le dé el visto bueno final y lo publique como decreto. A partir de ese momento será cuando cualquier Ayuntamiento tendrá una base reglamentaria a la que agarrarse para proceder a la tan demandada reclasificación de personal entre los agentes de Policía Local.

Una demanda generalizada

La reclasificación, que ha sido una demanda generalizada en todos los municipios desde la aprobación, en febrero de 2018, de la Ley de Coordinación de Policías Locales, estaba contemplada en dicha ley, pero sin que el Gobierno regional hubiese desarrollado un reglamento mediante el cual llevarla a cabo. Producto de ello ha sido una confusión generalizada porque ha habido ayuntamientos que se han «arriesgado» a interpretar por su cuenta la forma de cumplir la ley, mientras que otros (entre ellos, el de Rivas) ha mantenido durante mucho tiempo la necesidad de esperar al desarrollo reglamentario de la misma, que sólo ahora parece que está a punto de completarse.

El reglamento ha sido redactado en el seno de la Comisión de Coordinación de Policías Locales, órgano asesor encargado de la redacción. Fuentes de esta Comisión aseguran a RIVAS ACTUAL que el texto que finalmente se ha elevado ya al Gobierno regional «es fruto de un consenso amplio y creemos que su redacción da respuesta a todo lo necesario» para permitir el correcto desarrollo reglamentario de la Ley 1/2018.

Las mismas fuentes creen que la inclusión en el orden del día del Consejo de Gobierno de la Comunidad podría efectuarse «para abril o mayo» próximos. Una vez incluido y aprobado el texto en Consejo de Gobierno, sólo quedaría la publicación del decreto correspondiente en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCAM) para que pudiese surtir efecto.

Convalidación

El objeto principal del reglamento ya redactado es normativizar los cauces mediante los cuales se podrá llevar a efecto la reclasificación de agentes con categoría funcionarial C2 para que pasen a tener la categoría C1.

El problema que provocaba la falta (hasta ahora) de reglamento al respecto, era que los requisitos de titulación establecidos a nivel general de funcionarios para pasar de una a otra categoría, establecían impedimentos en casos de agentes que no contasen con esas titulaciones exigidas.

El reglamento cuyo borrador se ha finalizado establece la posibilidad de convalidar el título equivalente a Bachillerato Superior mediante la acreditación de un mínimo de diez años de servicio continuado en Policía Local. Los agentes que optasen a esa reclasificación, pero que no tengan dicha antigüedad, podrán sustituirla por la realización de un curso de formación específico en el Instituto de Formación de la Comunidad.

Otros dos reglamentos, aún pendientes

Estas fuentes reconocen que la redacción del reglamento ha sido «muy lenta». Además, explican que «aún quedan otros dos reglamentos para redactar y, posteriormente, aprobar en Consejo de Gobierno». Se trata de los relativos a la uniformidad y al armamento.

En cuanto al primero de ellos, abordará la uniformización no sólo de la vestimenta personal de los agentes de las distintas policías locales de la Comunidad de Madrid, sino también «la imagen corporativa que deberá aplicarse en los vehículos y demás elementos distintivos». Para estas fuentes, «la situación actual es que existen uniformes distintos en las Policías Locales de unos municipios y de otros, algo que es importante modificar para que se establezca una única uniformidad». Igual ocurriría con los vehículos.

En cuanto al armamento, se trataría del tema que deberá abordar un tercer reglamento. «Hay una demanda muy generalizada en el sentido de que la Policía Local no porte armas letales», aseguran los medios consultados. Es por ello que el reglamento que desarrolle este apartado probablemente se centrará en el uso de instrumentos que «no pongan en peligro la vida de las personas», tales como las pistolas eléctricas tipo ‘Taser’ («que no dan ningún problema para la salud de nadie», aseguran), o las que disparan balas de gas pimienta.

En el momento en que estos dos reglamentos (uniformidad y armamento) estuviesen definitivamente redactados, elevados al Consejo de Gobierno y aprobados por éste en forma de decretos, podría aplicarse íntegramente, y con garantías normativas suficientes, la Ley 1/2018.