Rivamadrid presenta su iniciativa de ‘vending’ sostenible

1489
Las máquinas, tras el cartel de 'Con R de Rivas' (Foto RIVAS ACTUAL)

Alrededor de 65 kilos anuales de envases, 200 de aluminio y 100 de cartón, podrán ahorrarse gracias a los nuevos materiales retornables con los que están fabricados los productos de las máquinas expendedoras de refrescos, café y te. Se trata de «la primera experiencia en Europa», según el CEO de la empresa distribuidora.

Dos modestas máquinas expendedoras de refrescos y agua, por un lado, y de te y café, por otro, son las primeras de Europa en suministrar a los consumidores productos envasados en materiales reciclables y retornables. Esos consumidores son las trabajadoras y trabajadores de Rivamadrid, que a partir de ayer pudieron utilizar por primera vez ambas máquinas.

La máquina de refrescos contiene botellas exclusivamente de vidrio retornable, con «hasta 35 vidas útiles», según el Gerente de Comunicación del área Centro de Coca-Cola España, presente en el acto. Una vez consumido el producto, junto a la máquina hay un espacio en el que el consumidor podrá depositar el casco vacío de la botella. Por el momento, el único beneficio de estos materiales retornables es que la compañía distribuidora ha rebajado ligeramente su precio, pero aún no se ha optado por máquinas recuperadoras de cascos retornables, algo que el CEO de C&B Señor, encargada de la logística de distribución, aseguró que se está estudiando para su futura implantación.

Vanessa Millán, junto con Teo Dueñas, utilizando una de las máquinas (Foto RIVAS ACTUAL)

En el caso del café, los usuarios de la máquina pueden optar por los tradicionales vasos de papel, de un solo uso, pero en ese caso el coste del café o te se incrementa en 10 céntimos. Por el contrario, pueden usar tazas de loza, serigrafiadas con el logo de Rivamadrid, en cuyo caso ahorran esos 10 céntimos, pero a cambio deben lavarlas después de utilizarlas.

Primera experiencia en Europa

La iniciativa, según la Consejera Delegada de Rivamadrid y concejala de Transición Ecológica, Vanessa Millán, se enmarca en la estrategia ‘Con R de Rivas’, que busca la implantación progresiva en el municipio de criterios de sostenibilidad. Y el reciclaje, así como la disminución en el consumo de productos y la sustitución de materiales no reciclables en el envasado de los mismos, forma parte de esa estrategia.

Foto RIVAS ACTUAL

En la presentación de las máquinas y de la iniciativa que suponen, Millán estuvo acompañada por Teo Dueñas, gerente de Comunicación del área Centro de Coca-Cola, y por Mariano Aguilar, CEO de la empresa C&B Señor. Coca-Cola España suministra los refrescos y el agua de una de las máquinas y C&B Señor se encarga de la logística de implantación de ambas.

Vanessa Millán, Mariano Aguilar y Teo Dueñas, durante la presentación (Foto RIVAS ACTUAL)

Para Millán, la iniciativa busca «ser una referencia para instituciones y empresas, tanto de Rivas como de otros lugares». La concejala de Transición Ecológica explicó que las aproximadamente 300 consumiciones diarias que las y los trabajadores de Rivamadrid realizan en la sede de la empresa suponen unos 65 kilos de envases no reutilizables que se van a ahorrar a partir de ahora. También explicó que su concejalía busca «transmitir a la población ripense en general la necesidad de tomar conciencia de que es imprescindible cambiar nuestra mentalidad», adaptándola a criterios de consumo responsable y sostenible.

Por su parte, los representantes de las dos empresas coincidieron en que la iniciativa de Rivamadrid es «la primera de Europa» y que creen que el camino que marca es «el que se va a ir siguiendo».