Rivas formaliza su adhesión al ‘Proyecto VioPet’, contra la violencia instrumental hacia animales

2017

Se trata de un programa del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 por el que se presta atención a animales de compañía amenazados colateralmente por la violencia machista hacia las mujeres.

El Ayuntamiento de Rivas ha firmado esta mañana el protocolo de adhesión al Proyecto VioPet, puesto en marcha por el Ministerio de Derechos sociales y Agenda 2030. La decisión de adherirse se había tomado en el Pleno de febrero pasado, pero faltaba formalizar la adhesión con la firma del protocolo. Esto es lo que han hecho el Alcalde, Pedro del Cura, la concejala de Salud, Carmen Rebollo, y el Director General de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, este último en representación del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, en el marco del cual se desarrolla su gestión.

Violencia contra los animales: una forma de ‘castigar’ a la mujer víctima de violencia machista

Sergio García Torres ha desvelado que aproximadamente en un 40% de casos de violencia machista contra mujeres, éstas tienen algún animal de compañía, y que un 80% de esos animales sufren violencia por parte del maltratador, como forma de presionar y atacar a la mujer víctima. Es, en ese sentido, el equivalente respecto a los animales de la llamada ‘violencia vicaria’, mediante la cual el maltratador ejerce violencia contra hijos de la víctima como vía interpuesta de atacar ésta.

El proyecto VioPet busca hacer frente a la situación de mujeres víctimas de violencia machista que tienen animales de compañía y que «en la mayoría de los casos», según García Torres, «no se deciden a abandonar su domicilio» (donde más fácilmente pueden recibir esa violencia) «si no tienen asegurada la «colocación» de su animal». «No se trata, en realidad, de un programa de atención a animales, sino de ayuda para que las mujeres víctimas de violencia machista» tengan menos inconvenientes para solucionar su situación.

El programa está orientado a la localización de casas de acogida  temporal de estos animales, hasta que la situación de la mujer víctima se resuelva, al menos en lo que a poderse ocupar de su mascota se refiere. El recurso a centros de acogida de animales, como el CIPAR Mary Tealby de Rivas, se realiza con ánimo de solución provisional. Sobre todo, ha añadido el director general de Derechos de los Animales, en casos «de extrema urgencia, en que por las horas en que es necesario actuar, o por la urgencia requerida, no es posible encontrar una casa de acogida de manera inmediata».

Pedro del Cura ha recordado que Rivas «tiene una calle dedicada, precisamente, a una víctima de violencia machista» cuya hija, pero también su animal de compañía, «fueron instrumentos involuntarios de esa violencia», en alusión a la calle Andrea R. González, en el barrio de Covibar.

Compromisos

El protocolo marca una serie de compromisos por parte del ayuntamiento y otros por parte del ministerio. Entre los primeras destacan, según la web oficial del proyecto, difundir y promocionar entre la ciudadanía el conocimiento del proyecto; reserva de al menos una plaza de urgencia para animales en el servicio de recogida y protección de animales del municipio; asunción de gasto y facturación en los casos de urgencia veterinaria en algunos de los animales acogidos en el proyecto VIOPET provenientes del municipio adherido; y facilitar la colaboración de las personas o recursos de emergencia relacionadas con servicios sociales, servicio de recogida de animales municipal y fuerzas y cuerpos de seguridad locales.

Entre los compromisos asumidos por el Ministerio figuran establecer mecanismos de formación para los y las trabajadoras de los recursos de violencia hacia la mujer y demás trabajadores y trabajadoras municipales; atención 24 horas de los casos provenientes directamente de víctimas o recursos municipales o fuerzas y cuerpos de seguridad relacionados con animales de mujeres víctimas de violencia machista; mantenimiento y relación directa con las casas de acogida voluntarias adheridas al programa; y seguro de responsabilidad civil para situaciones derivadas de los animales acogidos. El director general ha detallado que el programa VioPet se hace cargo de la alimentación y la atención veterinaria de los animales acogidos al mismo.

El presupuesto para el proyecto que el Ministerio tiene se ha cuadriplicado en los últimos meses, según García Torres, pasando de 90.000 euros a cerca de 360.000. El incremento de municipios adheridos al protocolo justifica este aumento, según el director general. No obstante, ha reconocido que la cifra de municipios adheridos en la Comunidad de Madrid es de sólo diez, si bien ha llamado la atención sobre el hecho de que «aun sin adhesiones formales, en muchos se está trabajando ya con los criterios del programa».