2020 será un año que nunca olvidaremos. En marzo, el marco y las reglas de juego  cambiaron. Ha sido un año complejo, duro, áspero. Un año lleno de retos, muchos de ellos nuevos, que hemos tenido que afrontar día a día.

Y no, no ha sido fácil. Pero hemos demostrado que en los momentos más difíciles sale lo  mejor de nuestra sociedad. La solidaridad, el esfuerzo, el compromiso, el sacrificio, la responsabilidad o la unidad, han sido clave para afrontar este año que dejamos atrás. Y Rivas, nuestra ciudad y su ciudadanía, han sido un claro ejemplo de ello, no solo cumpliendo con las medidas sanitarias, sino impulsando una ola de solidaridad para ayudar cuando más se necesitaba. También nuestros servicios públicos, su personal, adaptándose a las nuevas circunstancias y haciendo un esfuerzo extra para que el Ayuntamiento, para que los servicios en nuestra ciudad, siguiesen funcionando. Y como no, el personal sanitario y quienes trabajan en  sectores esenciales que, desde el primero momento, han estado al pie del cañón. A todos y cada uno de ellos y ellas, una vez más, gracias.

Un año en el que se ha hecho más visible que nunca la importancia que los servicios públicos tienen en la calidad de vida de la ciudanía, donde se ha demostrado que los Ayuntamientos han sido y son, como administración más próxima, claves para lograr superar y paliar las consecuencias de la actual crisis sanitaria. Por ello, en uno de los momentos más complicados a los que se ha enfrentado y se está enfrentando nuestro municipio, donde la Covid-19 ha puesto a prueba todo y a todos, el PSOE dimos un paso más. En julio de 2020 pasamos a formar parte del Gobierno Municipal, desde el convencimiento de que donde somos de mayor utilidad para la ciudadanía es en la gestión directa, formando un gobierno sólido, estable y de progreso para Rivas. Durante estos meses, hemos trabajado en desarrollar políticas necesarias para mejorar la gestión municipal, atender las demandas y necesidades de la ciudadanía, resolver los problemas existentes, y dar un nuevo impulso a nuestra ciudad, teniendo muy presenta la necesaria reconstrucción social y económica que nos permita continuar avanzando y, siempre, con las personas como prioridad. Y eso es lo que vamos a continuar haciendo.

Ahora, dejando atrás el 2020, tenemos un nuevo año por delante en el que debemos continuar dando lo mejor de nosotros mismos para, entre todos, lograr retornar a una normalidad que no debería ser nueva.

Y, afrontando con ganas e ilusión este nuevo año, quiero desearos lo mejor para 2021. Y
desearos lo mejor, ahora más que nunca, es desearos salud para todos vosotros y vosotras, y para vuestra gente. ¡Feliz 2021!