La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Un conductor de Rivas pone en entredicho la fiabilidad de los radares


P1090236-Pese a saltarse un semáforo en rojo, el vecino ha ganado la batalla en los tribunales

-Fuentes municipales aseguran que la sentencia es una copia de las ya ganadas por otros conductores multados en Madrid, cuyo Ayuntamiento emplea una tecnología de radar distinta al de Rivas

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº23 de Madrid ha anulado una multa de 200 euros y la retirada de 4 puntos del carnet de conducir a un vecino de Rivas por considerar que un vídeo no es prueba válida para sancionarle cuando éste se saltó un semáforo en rojo, acción que está tipificada como falta grave en el Código de la Circulación.

Los hechos se remontan al 4 de mayo del 2014, cuando la cámara instalada en el semáforo de la rotonda principal de Rivas, ubicado en la salida más cercana al polideportivo Cerro del Telégrafo, detecta la infracción a las 13:17 horas. Tras recibir la multa, el conductor y vecino de Rivas comprobó gráficamente la sanción en www.pruebainfraccion.org, la web que facilita el Ayuntamiento para ello.

El conductor posteriormente acudió a la asesoría jurídica Pyramid Consulting desde donde realizaron los trámites pertinentes hasta recuperar la multa por vía administrativa, presentando un recurso. Una sanción que cuestiona el sistema informático del Consistorio. No obstante, desde la asesoría han matizado que “este caso no sienta jurisprudencia” aunque sí “siembra un precedente” ante las multas registradas mediante cámaras.

El fallo del Tribunal, con fecha 9 de febrero de 2015 y notificado posteriormente a las partes, expone que la Administración ripense “no ha sido capaz de acreditar que la cámara hubiera sido sometida a control metrológico” (un sistema que calcula la velocidad y el peso de un vehículo), como presupuesto necesario para considerar válida la prueba en formato vídeo y destruir, así, el Principio de Presunción de Inocencia que asiste a todo afectado, en virtud de lo dispuesto en el art. 24 CE. Por otro lado, el auto señala que al entrar en la página web citada anteriormente, “el Ayuntamiento  incumple la Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos”, ya que no queda acreditado el cumplimiento de los requisitos procedimentales exigidos para que la actuación del Consistorio de Rivas sea válida.

Sin embargo, el Ayuntamiento niega la fundamentación de la demanda y advierte que la infracción está acreditada a través de las cinco fotografías en color y un vídeo en blanco y negro. Además, asegura que el control metrológico es correcto. Las imágenes recogidas, explican fuentes municipales, se vuelcan directamente a través de una aplicación informática en los servidores del Ayuntamiento y “están validadas por la certificación de la Real Fábrica de Moneda y Timbre”. Ambas acciones garantizan que no se pueden manipular las imágenes posteriormente.

Por otro lado, explican que su actuación es conforme a la legislación en materia de Acceso Electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos (art. 39 Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos). Además la sentencia no ha sido recurrida “porque la misma detalla que contra el fallo no cabe interponer recurso alguno”, aclaran desde el Consistorio.

Santiago Anes, Director de Coordinación del Gobierno en funciones, ha indicado que “la sentencia usa el mismo razonamiento que en los casos ganados al Ayuntamiento de Madrid cuando la tecnología que emplea Rivas no es la misma”. Es más, en Madrid se “ha cambiado su tecnología y se ha adoptado una muy parecida a la que usa Rivas”, ha matizado.

El departamento jurídico de Pyramid Consulting ha asegurado a Rivas Actual que dicho semáforo “es uno de los que más multa de los pueblos de Madrid”. Ahora bien, junto a él hay un cartel que avisa de las cámaras de control de tráfico en todo el municipio y la propia cámara se ve perfectamente. La dificultad reside en que el paso de verde a rojo depende solo de que un peatón pulse el botón para cruzar el paso, por lo que el cierre del paso es casi impredecible.

En relación a esta dificultad, y a petición de un buen número de conductores, el Ayuntamiento decidió ampliar en dos segundos el tiempo en que permanece el semáforo en ámbar fijo y avisa que va a pasar a rojo. Así se pasó de 3 segundos (que es el lapso habitual) a cinco, con el fin de ampliar la capacidad de reacción.

Los radares semafóricos se instalaron el 6 de abril del 2014 en el municipio, después de una campaña de concienciación vial en la ciudad, y multan exclusivamente a los vehículos que se saltan el semáforo en rojo. Los puntos elegidos fueron los que presentaban mayor siniestralidad: la calle de Saramago en su cruce con Fundición (sentido bajada); la calle del Torno en su cruce con Electrodo (sentido bajada); la avenida de los Almendros a la salida del túnel en sentido subida, a la altura del paso de cebra del centro comercial Rivas Centro y con detección de los cuatro carriles y, por último, en la avenida de los Almendros en sentido subida, a la altura del paso de cebra ubicado frente a la entrada del polideportivo municipal Cerro del Telégrafo.

En el año transcurrido desde su instalación se han reducido en más de la mitad el número de infracciones –de conductores que se saltan el semáforo en rojo –según prevé el Ayuntamiento, quien atribuye su implantación a “la utilidad vial del servicio”. También, en marzo de este año, lanzaron un vídeo de seguridad vial que registra conductas peligrosas en el volante.

Escrito por en 29/05/2015. Archivado en 0Destacadas,En Rivas,Gente. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.