Un conductor derriba una farola y obliga a la intervención de los bomberos

1036

El conductor dio positivo en el test de alcoholemia. La farola derribada sujetaba una red de adornos navideños, por lo que se hizo necesaria la intervención de los bomberos para cortar los cables con seguridad.

Un vehículo impactó en la madrugada del sábado al domingo pasados con una farola en la Avenida de José Hierro, en Rivas, provocando el derribo de la misma, que quedó tirada en el suelo. La farola sustentaba parte de una red de decoración navideña, por lo que para levantarla y cortar los cables que unían los adornos a los del resto de la red ubicada en la zona, tuvieron que intervenir los bomberos.

Agentes de la Policía Local practicaron al conductor un test de alcoholemia en el que dio positivo, sin que el cuerpo de seguridad local haya indicado con qué tasa.

Entre 20 y 30 denuncias mensuales por alcoholemia

En Rivas se vienen dando entre veinte y treinta casos mensuales de denuncias de la Policía Local por positivos en consumo de sustancias que facilitan la comisión de faltas o de delitos contra la seguridad vial. La diferencia entre la consideración de falta o de delito consiste en la tasa de alcoholemia que el test correspondiente arroje: sin llegar a 0,60 se considera una falta y conlleva tan sólo una multa administrativa. Con una tasa de 0,60 o más, es considerado delito contra la seguridad vial, lo que implica una denuncia con un juicio posterior y la posibilidad de una sanción mayor.

La mayoría de estas denuncias se producen en relación al consumo de alcohol, pero el dato puede resultar engañoso si se piensa que el test que detecta este tipo de consumo es, por su propio mecanismo, de carácter gratuito y el primero que se aplica. Si el conductor da positivo, no se realizan otros test que puedan detectar presencia de otras drogas. Sólo si el test de alcoholemia da negativo, pero los agentes que lo realizan observan señales evidentes de que el conductor se ve afectado por alguna sustancia, es cuando se realiza un test específico de drogas. Estos test cuestan alrededor de 65 euros, sumando el importe del propio test (conocido popularmente como ‘drogotest’) y del análisis de los resultados del mismo a realizar posteriormente.

Un reciente informe de Guardia Civil de Rivas arroja un dato revelador: los positivos por consumo de drogas estarían superando ya en Rivas a los causados por alcohol.