Uros Rivas cuaja la mejor primera vuelta de su historia en Liga EBA

66
Plantilla 2019-20 de Uros Rivas Liga EBA (Foto Rivas Actual)
Plantilla 2019-20 de Uros Rivas Liga EBA (Foto Rivas Actual)

La victoria obtenida (73-84) contra Zentro Basket el pasado mes de diciembre en partido adelantado, le sirvió a Uros de Rivas para que ahora pueda mantener su tercera plaza, empatado con el segundo, en la clasificación del Grupo B de Liga EBA. Se trata de la mejor primera vuelta del equipo en toda su historia. El próximo fin de semana el equipo ripense se juega buena parte de sus posibilidades de mantenerse en lo alto de la clasificación.

Diecisiete partidos jugados, trece ganados y cuatro perdidos. Ese es el registro que atesoraba Uros de Rivas en su participación esta temporada en el Grupo B de Liga EBA hasta este fin de semana. Se trata de la tercera división más importante de las competiciones federadas del baloncesto masculino español (de la que se excluye a la Liga ACB). Uros se encuentra separado de la segunda plaza tan sólo por el basketaverage, que es más negativo frente a Globalcaja Quintanar, segundo en la tabla. Pero está empatado a 13 victorias y 4 derrotas con este equipo. Tan sólo el inabordable NCS Alcobendas mira desde lejos (aunque no demasiado) al resto de equipos, con 14 victorias en 16 partidos jugados.

La máxima de que para hacer una buena competición liguera es imprescindible ganar los partidos de casa ha tenido una plasmación bastante decente en el caso de Uros. Tan sólo la derrota contra Tobarra (por un solo punto) puede considerarse dentro de los parámetros de lo evitable. Aparte de ese encuentro, la cancha del Cerro del Telégrafo ha sido una fortaleza que sólo dos ejércitos han podido conquistar: el del líder, NCS Alcobendas, cuya plantilla permite calificarle de favorito insdiscutible para hacerse con el campeonato al final del mismo; y el de Globalcaja Quintanar, otro de los directos rivales.

La segunda vuelta empezó bien, con la victoria, el pasado fin de semana, frente a Isover Azuqueca, pero la derrota de ayer frente al Náutico Tenerife y la muy difícil salida del  próximo fin de semana a Quintanar para medirse con los rivales directos, auguran un bajón en la tabla. Sin embargo, ocurra lo que ocurra en la segunda vuelta, el equipo dirigido por Juanjo Simón habrá hecho ya historia entre los clubes modestos que consiguen gestas de esas que pueden pasar inadvertidas para mucha gente, pero que suponen un prodigio de esfuerzo, de organización y de optimización de recursos, que para sí querrían muchas empresas punteras.

Sería probablemente decisivo que la afición de Rivas acompañase al equipo la próxima jornada, en Quintanar. En baloncesto, como en otros deportes de equipo, oír los gritos de ánimo de tu afición en la grada pueden suponer la diferencia entre una mentalidad de resistencia y ganadora, a otra de derrota.