Uros Rivas se mete en problemas con su derrota ante Alcobendas

74
Uros de Rivas perdió contra NCS Alcobendas (57-66)
Uros de Rivas perdió contra NCS Alcobendas (57-66)

Perdió el sábado 13 de noviembre (57-66), ante NCS Alcobendas, en un partido que los ripenses jugaron sin ideas claras en ataque, con un alto nivel de fallo en el tiro y con un casi inexistente rebote ofensivo. Aún así, el encuentro no mostró diferencias que justifiquen el lugar ocupado por cada equipo en la tabla.

Galería de fotos (de Kike Ayala)

Grave derrota la cosechada ayer por Uros Rivas en su cancha del Cerro ante NCS Alcobendas. Los ripenses comenzaron el encuentro con buen pie, mandando en el marcador con rentas cercanas a los cinco puntos, pero pronto comenzaron a dejarse ver lo que serían las claves del partido: una espesura en el ataque ripense, la incapacidad para competir en el rebote ofensivo y la falta de muñeca en el tiro, especialmente el exterior.

Alcobendas no mostraba ser un equipo significativamente mejor que Uros. Sus hombres altos no lo son en mayor medida que los ripenses, ni tienen una figura clave que marque las diferencias. Les bastó con un porcentaje normal de acierto en el tiro para superar poco a poco a los del Cerro, que fallaban más de lo justificable. Las diferencias en este terreno no parecen justificar que Ufros luche por sacar la cabeza hundido en el final de la tabla, y que Alcobendas ocupe puestos cómodos en la mitad de la misma.

La razón fundamental del alto nivel de fallo de los ripenses estuvo en la casi nula capacidad de crear situaciones de ventaja en el tiro, o bien a la hora de entrar a canasta. Javi Carpio, que condujo el ataque de los locales en buena parte del encuentro, no encontraba pases medianamente amenazadores, y como no los encontraba, tenía que botar el balón excesivamente.

Los segundos transcurrían y quizás más de la mitad de ataques locales o se agotaban sin tiro, o finalizaban con lanzamientos pésimamente seleccionados, con muy pocas probabilidades de conseguir canasta. Los intentos de juego interior o de penetraciones al aro chocaban con el mismo problema: nadie había hecho hueco para una u otra cosa y la simple acumulación de defensores alcobendeños convertía cada intento de anotar en una lotería. Y, como suele ocurrir, la lotería toca poquísimas veces.

Sin embargo, Uros se mantuvo siempre a tiro de piedra en el marcador. De hecho, al descanso se llegó con tan sólo un punto de desventaja (28-29) y con un tanteo anormalmente bajo. La clave llegó justo al comienzo del último cuarto, cuando tras una pequeña remontada de Uros Rivas que puso un empate a 45 en el marcador, una pérdida tonta de balón y un contrataque de Alcobendas, seguidos de una falta discutible que los norteños convirtieron, les colocaron con seis puntos arriba. Como suele ocurrir, esa sucesión de acontecimientos en tan sólo unos pocos segundos supusieron un mazazo importante para los ripenses y un agravamiento del ya visible espesor de ideas con que habían abordado el encuentro desde el principio.

El último cuarto no sirvió más que para hacer que la renta de Alcobendas fuera creciendo, llegando a superar en algún momento los diez puntos, aunque los últimos minutos del partido, con una defensa presionante de Rivas, sirvieron para maquillar levemente el resultado y dejarlo en el 57-66 del final.

Tras la derrota, Uros Rivas queda en una peligrosísima posición, ocupando el puesto 14 en la clasificación con sólo una victoria y dos equipos por debajo de él. El próximo partido de Uros Rivas se jugará el próximo 19 de noviembre, a las 19:00 horas, en La Roda, ante el Globalcaja La Roda, segundo clasificado con 6 victorias y dos derrotas.

Estadísticas del partido