Ya se pueden solicitar las Ayudas municipales al IBI 2020

1883

La petición se tiene que realizar vía online, hasta el próximo martes 26 de mayo. El Ayuntamiento incrementa la partida hasta 80.500 euros de la que podrán beneficiarse también personas inquilinas de pisos de la EMV.

Las vecinas y vecinos de Rivas ya pueden solicitar hasta próximo martes 26 de mayo las ayudas 2020 que el Ayuntamiento destina para el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), oficialmente denominada ‘Ayuda municipal para afrontar obligaciones derivadas del mantenimiento de la vivienda que constituya el domicilio habitual’. Debido al estado de alarma, las solicitudes se realizarán ví atelemática.

La medida, que se apobaba en una Junta de Gobierno Local telemática celebrada el pasado jueves 16 de abril, tiene el objetivo de que sean cada vez más las familias perceptoras de esta ayuda para pagar el IBI, ya que este año el crédito presupuestario de las ayudas ha aumentado hasta los 80.500 euros. Con este aumento de ahora se espera abarcar la totalidad de las solicitudes favorables y del importe presupuestado (en el ejercicio 2019 fueron concedidas 65 ayudas empleándose el 56% del presupuesto autorizado). En todo caso y en función de las demandas recibidas, desde el Consistorio informan que existe la posibilidad de ampliar los fondos.

Este año, además se preseta como novedad, la concesión de estas ayudas se abre en esta ocasión a personas arrendatarias que tengan repercutidos los gastos derivados del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), lo que incluye los contratos de arrendamiento de la Empresa Municipal de Vivienda (EMV). De estas nuevas ayudas destaca también el incremento hasta el 100% del porcentaje de subvención para familias monoparentales y/o monomarentales, familias numerosas y/o con miembros con discapacidad que cumplan los requisitos de acceso a las ayudas.

Además de reducir al máximo los trámites administrativos para la presentación de documentación, que en muchos casos puede ser sustituida por una Declaración responsable, según indican, las Bases se han adaptado también para atender situaciones de vulnerabilidad económica en la que pueden verse hogares medios y para evitar que las familias lleguen a posibles situaciones de exclusión o de dificultades económicas en el mantenimiento de su hogar.