El Gobierno regional asegura haber contratado a 7.000 profesionales sanitarios

La Administración no especifica el periodo de tiempo en el que se han realizado las contrataciones

421

Las incorporaciones, según la Comunidad, incluyen “médicos, enfermería, técnico en cuidados, auxiliar de enfermería, celadores, técnicos superiores especialistas de laboratorio, radiodiagnóstico, personal administrativo y personal de mantenimiento, limpieza y hostelería. En Enfermería representan el 76% de las contrataciones.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Recursos Humanos, asegura en una nota de prensa que “continúa reforzando la plantilla de trabajadores de los diferentes centros y servicios y, a día de hoy [por ayer, día 30 de marzo], son 6.949 contrataciones las que se han alcanzado para hacer frente a la situación actual frente al coronavirus (COVID-19)”. El comunicado no especifica el periodo en el que se ha contratado a essta cantidad de profesionales.

Estos contratos, según  la nota, se han realizado en los diferentes dispositivos sanitarios del Servicio Madrileño de Salud -Hospitales, Atención Primaria y SUMMA 112-, y en los Hoteles Sanitarizados, en diferentes categorías: médicos, enfermería, técnico en cuidados
auxiliar de enfermería, celadores, técnicos superiores especialistas de laboratorio, radiodiagnóstico, personal administrativo y personal de mantenimiento, limpieza y hostelería.

Además de todas estas contrataciones, “realizadas conforme a la normativa vigente”, la Dirección General de Recursos Humanos “ha transmitido a las gerencias de Atención Primaria, Hospitales y SUMMA 112 los modelos y la instrucción que permite contratar de forma excepcional nuevo personal, según las necesidades de cada centro, y que en otras circunstancias no sería posible, dada su situación laboral, académica o sindical”.

Del total de las contrataciones, destaca que las de Enfermería representa el 76%. Además, hay 585 incorporaciones entre profesionales sanitarios jubilados, estudiantes, MIR y EIR que no obtuvieron plaza y extracomunitarios.

Todas estas medidas “conseguirán ampliar el personal de los centros sanitarios de la Comunidad de Madrid, de tal forma que se pueda garantizar la seguridad de los profesionales”, asegura la nota. Así, las gerencias “velarán por un descanso mínimo de 70 horas semanales y descansos entre jornadas de al menos 10 horas”.