El Gobierno regional ultima una línea de ayudas de 23 millones para la instalación de sistemas térmicos renovables

1495
La consejera Paloma Martín, durante la visita a la sala de calderas (Foto Comunidad de Madrid)

Gracias a este programa una empresa podría recibir una subvención de hasta 4.500 euros y una entidad pública de 12.500. Dentro de los programas de incentivos al autoconsumo, el Gobierno regional ha recibido casi 1.200 solicitudes de particulares para montar estos dispositivos en viviendas.

La Comunidad de Madrid ultima una nueva línea de ayudas de 22.810.945 euros para que empresas y sector público puedan instalar sistemas térmicos renovables. Así lo anunció  ayer hoy la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, en el  campus de la Institución Educativa SEK en la Universidad Camilo José Cela, en Villanueva de la Cañada.

Esta nueva convocatoria verá la luz en las próximas semanas y se ejecutará a través de un programa de incentivos para las empresas privadas y otro dirigido al sector público, que permitirán la puesta en marcha de instalaciones de energía solar térmica, geotermia, energía ambiente (aerotermia e hidrotermia), biomasa o microrredes de calor y frío de menos de 1 MW de potencia. Una vez abierta, estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2023.

Las compañías podrán obtener ayudas de entre el 35 y el 50% del coste subvencionable para cambiar su antiguo sistema contaminante por uno sostenible que aproveche energías limpias como el sol, la tierra o la biomasa para generar calor o frío. En el caso de una entidad pública como un colegio, un hospital o un ayuntamiento, este porcentaje puede llegar al 70%.

Por ejemplo, para un sistema de calderas de biomasa que cueste unos 17.000 euros, con esta línea una empresa podría recibir una subvención de hasta 4.500 euros, mientras que una institución alcanzaría hasta 12.500.