El Pleno municipal aprueba el presupuesto de 2014 con siete meses de retraso

53
Ana Reboiro, ponente del debate sobre el Presupuesto, durante una de sus intervenciones (imagen tomada de la retransmisión en directo del Pleno por Rivasaldia TV)
Ana Reboiro, ponente del debate sobre el Presupuesto, durante una de sus intervenciones (imagen tomada de la retransmisión en directo del Pleno por Rivasaldia TV)
Ana Reboiro, ponente del debate sobre el Presupuesto, durante una de sus intervenciones (imagen tomada de la retransmisión en directo del Pleno por Rivasaldia TV)

Con los trece votos a favor del grupo municipal de Izquierda Unida – Los Verdes (IU-LV) y la abstención de resto, ha sido aprobado esta mañana el presupuesto municipal de 2014, que se sitúa en torno a los 96 millones de euros. El documento ha tenido un total de 37 enmiendas, de las cuales el Gobierno ha aceptado o transaccionado con los grupos proponentes la gran mayoría de las mismas.

La oposición ha coincidido en criticar el hecho de que el presupuesto se presente para su aprobación “con apenas cinco meses de aplicación por delante”, y ha recordado que ya en 2013 se dio una situación similar, por lo que tanto PSOE como PP han valorado que “se ha vuelto a perder con ello una oportunidad de debatir un nuevo modelo de ciudad y el presupuesto que lo acompañe”. Por su parte, el grupo de IU ha aceptado la crítica en lo que al retraso se refiere, pero ha explicado que “ese cambio necesario en el modelo de ciudad debe ser objeto de un debate en profundidad que debe plantearse con motivo de la presentación del presupuesto de 2015, que esperamos presentar en torno a noviembre de este año”, en palabras del Alcalde, Pedro del Cura.

El portavoz del Partido Popular, Jesús González Espartero, ha agradecido la actitud de diálogo mostrada por el Gobierno municipal en lo que a discutir el presupuesto de 2014 se refiere, y en lo que a aceptar buena parte de las enmiendas planteadas, si bien ha asegurado que “no damos a este debate y esta votación la categoría de debate presupuestario, porque no pasa de ser un mero trámite, ya que más de la mitad del presupuesto está ya ejecutado o comprometido”.

Por su parte, Guillermo Magadán, portavoz del grupo socialista, ha criticado la no ejecución del presupuesto asignado a numerosas partidas durante 2013 y el hecho de que tampoco se modifiquen las mismas en el de 2014. Para Magadán, esa no ejecución de partidas, centradas en muchos casos en los capítulos de educación o servicios sociales, “es demostrativa de la orientación política del Gobierno”. Por otro lado, ha reclamado al Gobierno una política activa para la creación de empleo en Rivas, “cambiando las condiciones y haciéndolas más atractivas para el desarrollo del tejido empresarial nuevo y la consolidación del actual”.

José Carlos Querencias, del grupo Mixto, ha agradecido al Gobierno las “facilidades que en este caso han dado para disponer de la información al respecto y para el diálogo en torno al documento”. Sobre el mismo, ha llamado la atención sobre el “importantísimo porcentaje que el Capítulo Uno [del presupuesto, que contempla como partida más relevante los salarios del personal municipal] representa respecto al total del gasto”.

En torno a veinte enmiendas de la oposición aceptadas o transaccionadas

El Gobierno ha aceptado o transaccionado en torno a veinte enmiendas de un total de 37 presentadas por los grupos Popular y Socialista. En algunos otros casos, el informe de la Intervención municipal acreditando que las partidas afectadas por algunas enmiendas ya estaban ejecutadas o comprometidas, ha hecho que decayesen las propuestas de modificación del documento.

Todos los grupos han reconocido la voluntad de diálogo mostrada por el Gobierno municipal a este respecto. El portavoz popular ha reconocido, incluso, que “el Gobierno ha buscado vías para admitir o transaccionar algunas enmiendas que el informe de la Intervención invitaba a desestimar”.

CORRECCIÓN

En la primera versión de este artículo se ha deslizado una errata en la cifra que alcanza el presupuesto aprobado: se daba la de alrededor de 92 millones, cuando el dato correcto es alrededor de 96 millones. Queda rectificado en el texto.