La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Esperanza Fernández. Cantaora de Triana


Esperanza Fernández en un momento de la actuación

 

Texto y fotos de Vicente Pachón.

Otra cita con el duende. Otro disfrute del temperamento de esta cantaora de Triana. Y, justo es expresar, muy bien acompañada por la sonata de Miguel A. Cortés.

Toda la esencia gitana se desborda por el cuerpo de Esperanza hasta liberarse por su boca, poniendo sobre el albero grano a grano su sentimiento. Tiene el compás medido y lo lleva como un jinete a su potro. Templa los cantes , los mece, y por soleá y siguirilla se la escuchó muy profunda. Por cierto que la soleá trianera la cerró por caña para deleite de los aficionados.
Asimismo interpretó Malagueña y abandolaos, Alegrias de Cadiz, Tientos tangos, Guajira y Bulerias.

Esperanza Fernández domina el escenario. Es elegante en el porte y en el arte. Respeta al guitarrista y deja que brille por instantes. Se entienden a la perfección y encajan ajustados como piezas, aparte de la broma de novios que con gracia recreó la cantaora.

Está en un momento dichoso y tiene transmisión. Con un temple que emboba al cante y a los estilos tradicionales. Fue una noche donde uno deletrea lo que es el flamenco y aceptando la diversidad, en mis pensamientos digo: “Así sí”.

 

 

 

 

 

Escrito por en 29/05/2017. Archivado en Flamenco. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.