La Comunidad destina 50 millones al programa de libros de texto gratuitos

124

El programa ACCEDE, que facilita el acceso a los libros, reincide en el sistema de coordinadores de préstamos en cada centro seleccionados por los directores de los mismos entre el profesorado, una fórmula ampliamente criticada por la FAPA Giner de los Ríos y numerosas AMPAs. No obstante, la Comunidad entregará a cada centro una cantidad de hasta 3.000 euros para contratación de apoyos externos en la gestión del programa. Se crea una web y aplicación móvil que “cubre la función de escáner de códigos de barras, tanto de los libros como de las etiquetas, y que facilitan el proceso de entrega y devolución de ejemplares”.

Una nota de prensa de la Comunidad anuncia haber destinado 50 millones de euros al programa ACCEDE, de préstamo gratuito de libros de texto. Una cifra que el Gobierno regional anuncia que se ampliará “hasta los 200 millones en los próximos cuatro años”. De la cifra invertida este año, 2,56 millones se destinan a pagar los pluses a aquellos profesores o profesoras que sean nombrados en cada centro para coordinar el sistema de préstamos, a razón de entre 133 y 215 euros mensuales de retribución extra por ejercer esa función. La utilización de profesores de los centros como coordinadores del sistema de préstamo ya fue ampliamente criticado por la FAPA Giner de los Ríos y por numerosas AMPAs entre ellas, las de Rivas), por repercutir en la limitación del rendimiento del profesorado en lo tocante a su función principal de enseñanza. No obstante, la Comunidad  anuncia que los centros educativos recibirán un “apoyo económico de hasta 3.000 euros” para contratación de apoyos externos en la tarea de gestión del programa de préstamos.

La nota de la Comunidad pone el acento en los “más de tres millones de ejemplares de los que dispone el programa” ACCEDE, que habrían servido, el curso pasado, para atender las solicitudes de 277.375 familias. El Gobierno regional anuncia que la cifra de libros adquiridos para su préstamos “se incrementará en posteriores años”. Además, se crean medios tecnológicos para ayudar en la gestión de ACCEDE, entre los que se cuentan una página web “que ayude a los centros educativos a gestionar el programa” y una aplicación para móviles que realiza la “función de escáner de códigos de barras, tanto de los libros como de las etiquetas, y que facilitan el proceso de entrega y devolución de ejemplares”.

En cuanto a la licitación de los suministros, la nota de la Comunidad asegura que “Durante este curso, en la región ha habido un total de 183 adjudicatarios de libros, de los cuáles 121 son autónomos, lo que representa un 66,12%, mientras que el porcentaje de grandes editoriales licitadores no llega al 4%”, con lo que “se ha cumplido el objetivo del Ejecutivo regional de favorecer a las pequeñas librerías de barrio, un sector especialmente castigado por la crisis económica de los últimos años”.