La Comunidad ofrece refuerzo educativo a alumnos con dificultades para estudiar a distancia

849

La Comunidad de Madrid pone en marcha un plan de refuerzo educativo mientras dure la suspensión de las actividades lectivas presenciales en centros escolares, decretada por la evolución del COVID-19.

Estas medidas están especialmente dirigidas a alumnos con dificultades de aprendizaje a distancia y a los que no han tenido medios adecuados para poder desarrollar las actividades por internet, bien por no disponer de las tecnologías de la información y la comunicación necesarias o por tener un acceso muy limitado a las mismas. Con esa información, la jefatura de estudios, junto con los tutores y el apoyo de los equipos y departamentos de orientación, valorará la situación de los alumnos y determinará los que precisen un plan de refuerzo individualizado. Además, los centros podrán a disposición de estos escolares todos los medios y herramientas de las que dispongan para que puedan seguir el curso desde casa.

Según informan, con esta medida el Gobierno regional informa que intentará velar así por la igualdad de oportunidades y para que todos los alumnos de la región puedan continuar con su actividad lectiva. Además, esta medida permitirá valorar el impacto que esta situación presenta en estos estudiantes, así como llevar a cabo las acciones que permitan compensar las dificultades encontradas y evitar, así, que se produzca algún tipo de desfase curricular, sobre todo en las materias de Lengua Castellana, Literatura, Matemáticas e Inglés.

El desarrollo de las actividades del plan de refuerzo estará a cargo de profesores que imparten docencia a los alumnos, con el profesorado de apoyo u otros recursos de los que disponga el centro, docentes que realizarán un seguimiento de estos alumnos con la mayor periodicidad posible, con el fin de mantener sus rutinas de trabajo y hábitos de estudio, y para ello podrán utilizar cualquier medio de comunicación disponible como llamadas telefónicas, mensajería instantánea y otros sistemas que, no siendo propios de la formación online, permitan mantener un contacto lo más directo y periódico posible con los alumnos.

Una vez que finalice el curso, los centros realizarán una valoración de sus alumnos con dificultades y, en caso de no haberse superado el desfase curricular, lo tomarán como punto de partida para la elaboración de un plan específico personalizado de refuerzo educativo de cara al siguiente curso escolar. Además, los equipos docentes elaborarán nuevos planes de refuerzo cuando comience el curso 2020/21.

Esta medida se suma a la puesta en marcha por el Gobierno regional para distribuir 1.000 tablets y 2.000 tarjetas SIM sin conexión a internet para que escolares de familias desfavorecidas puedan seguir en curso desde casa, en tanto dure la suspensión de las clases presenciales durante la alerta por coronavirus.