Las ayudas de la Comunidad para taxis eléctricos chocan con los problemas denunciados por los taxistas

242
Un taxi eléctrico ante un punto de recarga de Metro Madrid (Foto: Tuit de @electricpuma)
Un taxi eléctrico ante un punto de recarga de Metro Madrid (Foto: Tuit de @electricpuma)

Destinará dos millones de euros para incentivar la modernización de la flota con modelos bajos en emisiones. La Estrategia de calidad del aire de la Comunidad contempla esta medida para la reducción de emisiones. Gracias a esta línea de ayudas ya se han renovado más de 2.600 taxis por vehículos de bajas emisiones. Sin embargo, numerosos taxistas que se han pasado al vehículo eléctrico denuncian problemas con los vehículos y con la escasez de puntos de recarga útiles.

La Comunidad de Madrid duplica las ayudas para que los taxistas puedan comprar modelos más eficientes y sostenibles con el medio ambiente. El Consejo de Gobierno aprobó el pasado martes la convocatoria de subvenciones para la adquisición de vehículos eficientes para uso de autotaxi por un importe de 2.000.000 de euros, un millón más con respecto al año pasado.

El Gobierno regional apuesta por la movilidad sostenible con el objetivo de mejorar la calidad del aire. En esa línea, la Estrategia de calidad del aire y cambio climático de la Comunidad de Madrid, denominada Plan Azul+, que está en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Unión Europea, contempla ayudas dirigidas a la renovación de flotas de vehículos para reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera.

Esta convocatoria va dirigida a subvencionar coches sostenibles de cero emisiones, vehículos eco, así como para la adquisición de aquellos coches con categoría de eurotaxis, adaptados para  personas con movilidad reducida, y que están clasificados como vehículos eco o que cuentan con la etiqueta ambiental C. Esta línea de ayudas para la modernización de la flota de taxis ha  permitido que ya se hayan renovado más de 2.600 taxis por vehículos de bajas emisiones.

Apuesta por la movilidad sostenible

En su apuesta por la descarbonización, el Ejecutivo regional también promueve la movilidad sostenible y el fomento de los vehículos eléctricos a través del Programa MOVES que favorece la instalación de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos. Además, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un plan de aparcamientos disuasorios en el entorno de estaciones de Cercanías e intercambiadores para animar al usuario a dejar el coche privado en beneficio del transporte público. Esta red de estacionamientos, denominada Aparca+T y en la que se van a invertir 200 millones de euros, estará conformada por un total de 91 aparcamientos y más de 46.000 plazas.

En breve se va a abrir el primer estacionamiento de estas características, gracias a un convenio con el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, para realizar una prueba piloto que pondrá a disposición de los usuarios del transporte público 1.470 plazas que serán de uso gratuito para los viajeros.

Por otro lado, en el último Consejo de Gobierno se aprobó destinar 100 millones de euros para que los edificios públicos consuman únicamente energías 100% renovables, lo que supondrá que los 2.273 puntos de suministro en edificios públicos regionales contarán el año que viene con electricidad procedente de fuentes menos contaminantes.

Problemas para los taxistas

Sin embargo, los problemas con los que se encuentran a diario los tasxistas madrileños parecen desmentir el éxito de las medidas aplicadas por el Gobierno regional. Los principales problemas de los que se quejan los taxistas son la falta de puntos de recarga utilizables y la corta vida de las baterías de los vehículos eléctricos.

Así, uno de los taxistas pioneros en sustituir su antiguo vehículo por otro eléctrico publicaba recientemente en su cuenta de Twitter (@AntonioLeaf) un SOS dramático: «Después de 3 años, creo qué ya no aguanto más, aplicación de la @EMTmadrid para cargar el coche no funciona, decenas de cargadores en @madrid qué llevan meses esperando ponerse en funcionamiento, en Madrid no puedes tener un taxi eléctrico». El tuit iba acompañado de una expresiva foto en que su vehículo, un Nissan Leaf, era subido a una grúa debido a haberse quedado sin baterías en el mismo.

Otro taxista, que se identifica en Twitter con el nombre de José Luis Rodríguez (@electricpuma), denuncia en un tuit: «INCOMPETENCIA ,DEJADEZ, APATIA? La Metrolinera de @metro_madrid sigue sin funcionar , mas de 2000000€ invertidos por @ComunidadMadrid y cada vez se ve + su deterioro y falta de mantenimiento , alguien tendría que hacer algo @MADRID @AEDIVE @AsociacionAUVE