Los impuestos ambientales en 2018, pagados en su mayoría por los hogares

120

Los hogares pagaron en 2018 el 51,8% del total de impuestos ambientales, 1,7 puntos menos que en 2017, pero aún así más que las empresas. Los ingresos por estos impuestos aumentaron en un 3,3% respecto a 2017, pero su “peso” respecto al total de impuestos en España fue más bajo.

La Cuenta de Impuestos Ambientales correspondiente al año 2018, publicada el pasado viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), arroja unos resultados según los cuales se ingresaron en España un total de 22.066 millones de euros el año pasado por este concepto. Esta cantidad supone un 8,1% del total de impuestos de la economía española, lo que sitúa a nuestro país en la parte media-baja de la lista de países europeos. Estos tributos suponen también un incremento de un 1,7% respecto a 2017, pero comparando con el mismo año el peso de los impuestos ambientales respecto al resto de la economía bajó dos décimas.

Los hogares siguen pagando la mayoría de estos impuestos

Los hogares españoles fueron en 2018 quienes siguieron soportando el pago de la mayor parte de estos impuestos, un 51,8% frente al 48,2% soportado por el sector empresarial. Sin embargo, el porcentaje de impuestos pagados en 2018  por los particulares bajó en un 1,7% respecto a 2017. Los ciudadanos pagaron de su bolsillo la mayor parte de dos de las tres categorías en las que la contabilidad del INE divide estos impuestos: un 50,4% de los impuestos sobre la energía y un 76,7% sobre el transporte.

Sólo en la tercera categoría de impuesto, el establecido sobre la contaminación y los recursos, fue el sector empresarial el que asumió la parte del león: un 96,9% frente al 3,1% pagado por los hogares. Sin embargo, el peso de esta categoría de tributo ambiental es el más bajo de los tres: un 4,3% en 2018, frente a un 82,7% de la energía y un 13% del transporte. Con estos porcentajes, los ciudadanos pagaron alrededor de 12.000 millones de euros del total de 22.066 recaudados en 2018.