La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


XXXVII NOCHES FLAMENCAS DE BAJO GUIA


FLAMENCO / XXXVII NOCHES FLAMENCAS DE BAJO GUIA
Maria Mezcle presenta “DESNUDA”, su último disco, en su tierra: Sanlúcar

Desnuda es un título que da mucho juego pero que solo tiene un fin: entender el flamenco con valentía y coraje. Desnuda viene la música hasta que alguien la arropa y luego la mece dándole forma y vida como a un infante que una madre educa o un padre, según sea la condición.

El resumen del disco que ayer presentó muy arropada, en contradicción con el título, es una obra final con mucha frescura y con mucho tempo gaditano, mucho levante embravecido y mucho corazón. El marco muy bello: Jardines de Palacio.

El concierto empezó por aires de Cádiz, soleá a su estilo, se acompañó en las guajiras de un coro de niños que a los asistentes motivó sobremanera y luego ya al centro, seguiriya, fandangos, alegrías,,,, Con estos estilos y la concepción del espectáculo, María demostró cómo entiende el flamenco y lo entiende bien.

Su cante es categórico, canta con rotundidad y toda la fuerza de su cuerpo. En afinación es un lujo y luego, lo que hay que cantar como quien recita un poema lo hace encubriendote en un manto que te susurra y hace ver la película de los hechos sucedidos, no siempre alegres. Este puede ser el caso de la Zambra una vez pasado el ecuador del concierto: ” Cuando te recuerdo…déjame dormida en el sueño que todo lo olvida, que no me despierte sudando tu nombre en mi frente…”. Y ahí hubo densidad.

Hay que citar a los músicos con Bolita al frente, un magnífico equipo en el que destaca también Pablo Rubén con su piano. Arropó también en su desnudez a María, Rosario Toledo, gaditana también que con aires de Levante manejó mantón, tiempo y palabras con guasa. Se desenvolvió por el escenario con agilidad y acompañando cada nota de cantiñas con graciles ecos de mariposa en vuelo libre.

Como no podía ser menos, una niña no más allá de cuatro años, puso más desnudez de alegría y con gracia gitana dejó momentos de esperanza y libertad. Probablemente con la edad que la protagonista, María Mezcle, empezara su andadura en el flamenco por aquellos lugares mismos.

Y con el viento más tranquilo, con los oídos más reconfortados, con los amigos de la Mezcle invitados a unos langostinos, y con nosotros: D.José Ceballos de la peña La Trilla y un servidor refrescando gañote con zumito de cebada, nos fuimos más contentos que niños con pirulí de antaño. Sabiendo que el cante , la esencia y la tradición están a salvo, benditas innovaciones.
Cante: María Mezcle / Piano: Pablo Rubén  / Guitarras: José Quevedo ‘Bolita’ y Jony Jiménez / Palmas: Noemí Humanes y Rosario Amador / Percusión: Rafael Hermoso ‘Poti’ / Bailaora: Rosario Toledo. Manuel Lombo (cante).

Escrito por en 24/08/2017. Archivado en Flamenco. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.