1.500 denuncias por incumplir el confinamiento han puesto hasta ayer Policía Local y Guardia Civil

1870
Aspecto de una reunión de la Comisión el pasado mes de mayo (Foto Ayto Rivas)

La cifra arroja una media de casi 28 denuncias diarias contando desde el 14 de marzo hasta ayer, 7 de mayo. La Policía Local ha efectuado tan sólo 5 detenciones, a lo que hay que añadir las practicadas por Guardia Civil.

1.500 denuncias en 55 días. Esa es la cifra que suman los datos aportados tanto Policía Local como Guardia Civil en la reunión de la Junta de Seguridad Local realizada ayer, jueves. Fuentes municipales reconocen que la cifra se ha incrementado “notablemente” en los últimos días, especialmente a partir de la entrada en vigor de nuevos ‘permisos’ para aliviar el confinamiento. Sin embargo, reconocen también que el dato “es muy bajo” en comparación con casi cualquier municipio con el que se compare.

A las denuncias hay que añadir la cifra de personas detenidas por incumplir la normativa del confinamiento en los diferentes momentos. Los datos aportados al respecto por Policía Local son “prácticamente irrelevantes”: 5 personas detenidas desde el comienzo de la cuarentena. Guardia Civil no ha respondido, a la hora de escribir este artículo, a la petición de información realizada por RIVAS ACTUAL respecto al número de personas detenidas por ese cuerpo en relación con incumplimientos de la cuarentena.

Por otro lado, dentro de la cifra de detenidos por la Policía Local se incluyen casos que “podrían no haber derivado en una detención”, según las fuentes, si no hubiera concurrido una actitud agresiva hacia los agentes por parte de dos personas, que finalmente fueron detenidas “más por la agresión o intento de agresión, que por la gravedad del incumplimiento”.

Mayor riesgo de sanción en la juventud

Los medios consultados reconocen también que en los últimos días “se puede apreciar un incremento de los casos de incumplimiento de las normas, especialmente entre la gente más joven”. El segmento de edad entre los 14 y los 18 años es, seguramente, uno de los más duramente afectados por el confinamiento, al tratarse de las edades en que más importancia adquiere el comportamiento grupal: quedar con los amigos se convierte en fundamental.

En los últimos días la Policía Local ha decidido que una de sus patrullas sea de paisano para poder acceder mejor a grupos de jóvenes que están reuniéndose, o están saliendo juntos de paseo o en bicicleta. “Se trata de algo que no puede hacerse en la Fase Cero en la que nos encontramos. Hay que recordarlo porque es verdad que está generalizándose una sensación de que lo más grave ha pasado y de que ya no hay tanto riesgo por incumplir las normas, cuando no es así”.

La Policía Local recuerda, en ese sentido, que “las reuniones de personas no podrán darse hasta que no se autorice a la Comunidad de Madrid a entrar en la Fase 1, algo que aún no ha ocurrido”. El Gobierno regional solicitó antes de ayer el pase a esa nueva fase de desescalada, pero la autorización para ello debe darla el ministerio de Sanidad, a través de la comisión de evaluación creada a tal efecto.

Precisamente, la mencionada solicitud ha creado una crisis en el Ejecutivo autonómico, a raíz de la dimisión de Yolanda Fuentes de su cargo como directora de Salud Pública de la Comunidad. La dimisión se ha debido al desacuerdo de la ya ex-directora con la decisión de solicitar el pase a Fase 1, por considerarlo prematuro. Fuentes se ha visto apoyada por diversos sectores de la Sanidad, que también han considerado que aún es demasiado pronto para el territorio español más afectado por la pandemia.