El Punto Municipal contra la Violencia de Género cumple 15 años

627

El Punto Municipal de Violencia de Género de Rivas (PMORVG) cumple en 2020 quince años. Se creó en 2005 con el objetivo de apoyar a las mujeres que sufren violencia machista en la localidad.

El Punto Municipal de Violencia de Género  de Rivas (PMORVG)  está integrado en la red del Observatorio Regional Contra la Violencia de Género y se trata de un servicio al que pueden acudir las mujeres que estén viviendo o hayan vivido relaciones de pareja o expareja en la que se produzcan situaciones de violencia física, sexual, psicológica, económica y social (faltas de respeto, insultos, abusos, desvalorizaciones, culpabilizaciones continuas, celos, acoso…). Se creó en el año 2005, hace ya 15 años, y desde entonces, cada mes, se abren una media de 12 casos nuevos en Rivas, con 1.700 expedientes atendidos.

Para acceder al punto se puede realizar a través de cita previa, llamando al teléfono de la Concejalía de Feminismos y Diversidad 91 666 68 66, con un horario de atención de lunes a viernes de 9:00 a 14:00; también hay atención por la tarde de 16.00 a 19.00, de lunes a jueves. Por la situación COVID-19, en caso de emergencia es posible atención sin cita previa pero solo en horario de mañana. Otra opción para contactar es a través del correo Concejalía de Feminismos y Diversidad: mujer@rivasciudad.es, donde se expondrán dudas o pedir la mujer demandante que se pongan en contacto con ella.

El Punto Municipal de Violencia de Género es un lugar de apoyo, información, atención especializada y asesoramiento. Es un lugar seguro  para todas las mujeres y jóvenes que necesiten el acompañamiento necesario sin juicios de valor ni presiones; todo se realiza bajo la confidencialidad, como expresan sus responsables.

Historia del Punto Municipal contra la Violencia de Género

Todo comenzó en 2005 con tres profesionales: una abogada, una psicóloga y una trabajadora social. Pero hace poco consiguieron ampliar el equipo, así lo explican desde el propio servicio municipal: “contamosd con dos trabajadoras sociales, una de las cuales ejerce funciones de coordinación; tres psicólogas, de las cuales dos especializadas en la intervención infanto-juvenil; y una abogada”. De estas profesionales tres están a jornada completa dando una atención centrada en las mujeres y también las hijas e hijos de quienes lo precisen.

En estos 15 años se han creado diferentes maneras y recursos de difusión y sensibilización para la población en general (desde folletos a mujeres y jóvenes hasta propuestas para centros escolares desde infantil pasando por primaria, hasta secundaria). Los casos durante estos años atendidos alcanzan los 1.700 expedientes, se debe tener en cuenta que una mujer puede requerir la apertura de varios expedientes en diferentes momentos de su vida. Las responsables indican que “la gran mayoría provienen de situaciones atendidas de urgencia por Policía Local” mientras que “el resto de casos llega por iniciativa propia o por situaciones ya judicializadas”.

En estos años, además de la visibilidad y difusión, Rivas ha destacado por la creación de los Puntos Violeta, espacios de de información, sensibilización, prevención e intervención en caso de agresión sexual, integrado por profesionales especializadas en la intervención en crisis de agresiones sexuales. Se instalaron en las pasadas fiestas locales de la ciudad y la Semana de la Juventud.

Tras estos 15 años, el trabajo debe continuar ya que, como explican las profesionales, persiste la necesidad del “acompañamiento psicosocial y jurídico para la toma de decisiones, la valoración del riesgo y el trabajo emocional sobre el daño sufrido en mujeres y menores para conseguir la reparación del mismo”.

Coordinación de los servicios municipales esenciales

Del mismo modo, tras aprobarse en 2014 el ‘Protocolo local de actuación contra las violencias machistas en Rivas Vaciamadrid’, el Punto coordina, en lo que toca a los casos que trata, los servicios más esenciales del municipio: Servicios Sociales, Policía Local, Guardia Civil, concejalías de Infancia y Juventud, Mayores, Educación, Salud y Participación Ciudadana, centros de salud de atención primaria, Salud Mental, Hospital del Sureste y la asociación de personas con discapacidad ASPADIR. Este protocolo recoge los procedimientos de actuación clave que se deben seguir y establecen vías de coordinación institucional para abordar las diferentes situaciones de violencias machistas.