La actualidad de Rivas día a día

Puedes seguirnos en

Síguenos en: FacebookSíguenos en: TwitterSíguenos en: LinkedInSíguenos en: TuentiSíguenos en: MySpace


Diez días de circo contra la ocupación de Palestina


Foto cedida por la organización.

Jerusalén, Belén, Hebrón, Ramallah y Nablus han sido las ciudades visitadas por el Festival Internacional de Clown de Galicia, Festiclown, en su cuarto viaje a Palestina. El primer festival de las artes circenses del mundo árabe ha llevado un mensaje solidario y “contra la ocupación” israelí a las cinco ciudades de Cisjordania, en las que ha visitado colegios, hospitales, campamentos de refugiados, fábricas, centros culturales.

La expedición, compuesta por cinco compañías procedentes de seis países: Iván Prado, Kanbahiota, Tchyminigagua, Circo no Ato y Academia de Tontos, los quince miembros del Campo de Trabajo de Rivas Vaciamadrid, y algunas personas más de equipo técnico, llegaba a Jerusalén el pasado 19 de septiembre. 

Después de visitar la ciudad, se desplazaron al Ibdaa Center (en el campo de refugiados de Dheisheh, cerca de Belén), una de las asociaciones locales colaboradoras con el Festiclown. El festival, organizado por Culturactiva y Pallasos en Rebeldía, contó también con el apoyo de la Palestinian Circus School, Human Supporters Association, Lajee Center, Playgrounds for Palestine y Badil Center, además del ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y de la compañía Kanbahiota.

Inicio de la actividad en Hebrón

 El Festiclown Palestina realizó sus primeras actuaciones el miércoles, 20 de septiembre, en Hebrón, una ciudad totalmente militarizada por el ejército israelí. Las cinco compañías desplegaron todo su arte circense para divertir a los niños y niñas de la Cordoba School, sometidos y sometidas a una enorme presión debido al continuo riesgo que supone para sus vidas el simple hecho de ir a la escuela. Muchos niños y niñas deben atravesar uno o más checkpoints israelís, con el consiguiente peligro para su integridad física y las previsibles secuelas en su desarrollo psicosocial.

 Al día siguiente las actividades del Festiclown tuvieron como escenario el campo de refugiados y refugiadas de Dheisheh. Además de visitar la ciudad vieja de Belén, Iván Prado, Kanbahiota, Tchyminigagua, Circo no Ato y Academia de Tontos presentaron sus números ante los niños y niñas de Dheisheh. También estuvieron dando una charla en Badil (Belén), el Centro de Recursos para la residencia palestina y los derechos de los refugiados.

 Belén volvió a acoger las actividades del Festiclown Palestina el 22 de septiembre. En concreto, el jardín y las canchas del Lajee Center, en el Campamento de Refugiados y Refugiadas de Aida. Payasos, acróbatas y demás “animales” circenses acompañaron a los niños y niñas de Aida Camp. Además, organizaron un taller de dibujo y dejaron testimonio de la visita en forma de un bonito mural.

 Reencuentro con Abu Sakha en la Palestinian Circus School de Ramala

 En su periplo sembrando esperanza y alegría en ciudades asediadas por el ejército israelí, el día 23 tuvo lugar una gala en la Palestinian Circus School, en Birzeit (Ramala), donde el equipo del Festiclown se reencontró, además, con un colaborador muy querido: Mohammed Abu Sakha. Este artista y profesor de circo palestino ha permanecido 20 meses (desde diciembre de 2015 a este agosto) preso en las cárceles israelíes bajo la inhumana figura de detención administrativa, por la que una persona puede pasar un tiempo indeterminado en prisión sin pruebas ni juicio.

 Formado con el portavoz internacional de Pallasos en Rebeldía, Iván Prado, Abu Sakha forma parte de la Palestinian Circus School. El propio Abu Sakha y demás equipo de la escuela de circo, creada para ofrecer a los jóvenes palestinos y palestinas un espacio de seguridad e igualdad desde el que empoderarlos/as a través de su desarrollo creativo, participó en la gala, titulada ‘Freedom Cabaret’.

 El domingo, día 24, el Festiclown continuó en Ramala, visitando una escuela para niños y niñas con necesidades especiales, para después salir hacia la villa de Asira, cerca de Nablus, donde se organizaron actividades, juegos y espectáculos para niños y niñas y se pintó un mural  que reclama una Palestina “libre y feliz”.

 Talleres, hospitales y escuelas en Nablus

 La segunda semana de Festiclown tuvo lugar íntegramente en Nablus. Situada en la zona norte de Cisjordania, Nablus es la capital del distrito que lleva el mismo nombre, y un importante centro económico y cultural palestino. Entre el lunes 25 y el jueves 28, las compañías participantes visitaron el hospital y varias escuelas. Además, organizaron talleres de pintura o acrobacias para los chicos y chicas de la ciudad, y conocieron más de cerca Nablus.

 El martes 26 organizaron un exitoso pasacalles en el que un ejército de zancudos, payasos y músicos, armados con juguetes, narices rojas, pelucas, pinturas y globos recorrieron la ciudad vieja haciendo a toda la población partícipe de su mensaje de esperanza, solidaridad y diversión.

 En la mañana del jueves, día 28, Circo no Ato presentaba la última actuación del Festiclown Palestina en una escuela. Mientras, el resto del equipo hacía las maletas para volver a sus países de origen cargado de mensajes para romper el muro de aislamiento y ocupación que Israel impone al pueblo palestino.

 

 

Escrito por en 29/09/2017. Archivado en 0Destacadas,0Ultimas,En Rivas,Solidaridad. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.