50 entidades emplazan a Madrid a mantener los plazos de cierre de la incineradora de Valdemingómez

263
Foto tomada de aavvmadrid.org
Foto tomada de aavvmadrid.org

La Alianza Incineradora de Valdemingómez ¡NO! considera “errónea” la anulación de la Estrategia de Residuos elaborada por el anterior Consistorio madrileño y que el actual del alcalde José Luis Martín Almeida ha anunciado que derogará. “La Estrategia aún vigente establece unos ritmos de reducción de la incineración hasta 2025, sin los cuales será extremadamente difícil cumpir ese objetivo”, explica la Alianza.

La Alianza Incineradora de Valdemingómez ¡NO!, compuesta por más de 50 entidades ecologistas y sociales, hizo público el pasado sábado un comunicado en el que alerta sobre el anuncio, hecho por el Ayuntamiento de Madrid, de que anulará la Estrategia de Residuos elaborada por el anterior Gobierno municipal de Madrid. Esta Estrategia estipulaba, entre otras cosas, pautas para la separación de residuos antes de llegar a la incineradora, así como unos ritmos de reducción del volumen de incineración (un 50% en 2022 y un 100% en 2025).

Las entidades consideran, según este comunicado, que “Es extremadamente difícil proceder al final de la incineración o incluso a su reducción progresiva si el contrato no incluye esos objetivos desde su inicio, por las reclamaciones que el adjudicatario del contrato puede alegar”. El contrato al que se refieren es el nuevo de adjudicación de la gestión de incineración que la actual Corporación madrileña anunció hace uns semanas que licitaría, en sustitución del actual, próximo a vencer.

Medidas que no ayudan en la lucha contra el Cambio Climático

La Alianza explica en su nota que “En relación con la anulación de la Estrategia de Residuos vigente, creemos que la misma incluye un serie de medidas en la linea de la reducción de la producción de residuos, reutilización de productos y mejora del reciclaje, entre los que está la recogida separada de materia orgánica, que van en la orientación Residuos Cero, que defendemos y que habría que conservar. Por ello nos parece una orientación errónea su anulación y deberían optar por la corrección de los aspectos que lo necesiten”

Además, entienden que “Esta orientación de ‘comenzar de cero’, con motivo del cambio de signo político del gobierno municipal, es especialmente dañina cuando nos encontramos ante una serie de emergencias medioambientales y urgencias, empezando por la del cambio climático, al cual los vertederos e incineradoras contribuyen considerablemente”.