Aprobada en el Pleno una moción pidiendo a la Comunidad mejoras en la Renta Mínima de Inserción

1370
Imagen genérica. Frantisek Krejci en Pixabay

Impulsada por Podemos y con el apoyo inicial de IU-Equo-Más Madrid y del PSOE, la moción contó también en el Pleno con los votos a favor de Ciudadanos.

El Pleno de Rivas ha aprobado esta mañana una moción, impulsada por Podemos y con el apoyo inicial de IU-Equo-Más Madrid y del PSOE, en la que se insta a la Comunidad de Madrid a mejorar el alcance, los trámites y los criterios de concesión de la Renta Mínima de Inserción (RMI), una prestación gestionada por cada Comunidad Autónoma. La moción fue aprobada con los 16 votos a favor de los grupos proponentes, más los cuatro votos de Ciudadanos, que se sumó a la misma durante el debate.

La propuesta aprobada pone el acento en la necesidad urgente de dar respuesta a la situación de exclusión que, según la portavoz de Podemos, Vanessa Millán, ponente de la moción, vive «un número creciente de la población madrileña». La concejala expuso datos acerca de lo que consideró «muy preocupante»: la significativa disminución del número de prestaciones concedidas en la región «precisamente en el momento en que la pandemia ha afectado a más familias y las ha dejado en situación de mayor vulnerabilidad».

No sólo se ha hecho hincapié en esta disminución, sino también en la excesiva tardanza en la tramitación de las solicitudes realizadas por la ciudadanía, algo que achacó a las políticas del Gobierno de Díaz Ayuso y que, según la edil de Podemos, es particularmente desesperante en situaciones como las que viven las familias a las que van destinadas estas prestaciones, y que pueden marcar la diferencia entre comer y no comer.

Millán ha recordado también la decisión política del Ejecutivo regional de no admitir la complementariedad de esta prestación con la que se aprobó en esta legislatura desde el Gobierno central, el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Este último no tiene carácter excluyente respecto a la RMI gestionada por las comunidades autónomas, y así lo han contemplado otras regiones, que la han seguido abonando independientemente de la percepción del IMV. En Madrid, sin embargo, el Gobierno regional estableció una serie de requisitos que lo hacen incompatible.