Derecho a Morir Dignamente: «Hoy es un gran día»

888

La asociación considera la aprobación de la Ley de Eutanasia en el Congreso de los Diputados «una votación fundamental para reconocer este nuevo derecho cívico» y recuerda que «no tiene sentido que la eutanasia esté en el Código Penal como un delito mientras la apoyamos más del 80%» de la población.

La asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) emitió recientemente un comunicado en el que celebra la aprobación, en el Congreso de los Diputados, de la Ley de Eutanasia. DMD recuerda que lleva 36 años «reivindicando la despenalización de la eutanasia y seguirá trabajando por el derecho de la ciudadanía a decidir en libertad sobre su propia muerte».

La entidad considera que «Aunque la norma debe pasar por el Senado antes de su entrada en vigor, la de hoy [por el pasado viernes] es una votación fundamental para reconocer este nuevo derecho cívico». «El apoyo de la Cámara Baja a la ley de eutanasia abre el camino para resolver una anomalía democrática histórica», añade en este sentido.

«Anomalía democrática»

«En ninguna otra cuestión hay tanta distancia entre la opinión de la ciudadanía y lo que recogen las leyes», ha asegurado Javier Velasco, presidente de DMD, y añade: «No tiene sentido que la eutanasia esté en el Código Penal como un delito mientras la apoyamos más del 80%». La encuesta más reciente, elaborada por Metroscopia en 2019, sitúa el apoyo de la ciudadanía en España en el 87%, una cifra que se mantiene cuando se pregunta a profesionales sanitarios.

DMD se muestra consciente de que a partir de la aprobación de la ley será necesario seguir realizando una labor «para vigilar que la ley se cumple, en informar a la ciudadanía y las
administraciones para que sea un derecho efectivo y también para tratar de mejorarla», en palabras de Velasco.

Entre 4.000 y 16.000 muertes asistidas al año

El comunicado de DMD ofrece también cifreas acerca de lo que «previsiblemente» supondrá la aplicación de esta ley en España: una cifra anual de entre 4.000 y 16.000 muertes asistidas, cálculo que se deriva de losinformes procedentes de países en los que ya existe una ley similar, y que arrojan unos porcentajes de entre el 1% y el 4% de los fallecimientos cada año.

«Una vez entre en vigor [la ley], se podrá afrontar el final de la propia vida con la tranquilidad de que no será obligatorio soportar situaciones que se consideren intolerables», ha afirmado Fernando Marín, vicepresidente de DMD. Marín añade que «despenalizar la eutanasia impulsa el desarrollo de los cuidados paliativos. Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, los tres Estados europeos que cuentan con leyes similares, están en lo más alto de los rankings de cuidados al final de la vida de la Unión Europea. En DMD creemos que también sucederá en España».

36 años luchando por la ley

Durante los 36 años de existencia de DMD, la entidad «ha compartido su lucha con muchas personas que hicieron pública su voluntad de decidir cuándo y cómo morir. Aquejadas a menudo de graves padecimientos, sacrificaron su anonimato para mostrar a la ciudadanía que el suyo es un problema común, aunque a menudo oculto. Todas lo contaron para conseguir el derecho a morir que a ellas se les negó. Sin su testimonio, y el apoyo de las más de 7.500 personas asociadas, no habríamos llegado hasta aquí».

La asociación reflexiona que «El paso que ha dado España a favor de la eutanasia también tendrá repercusión internacional. Portugal y Uruguay están muy cerca de aprobar sus respectivas leyes de muerte asistida y en otros muchos lugares se trabaja en iniciativas similares. Como con otros derechos civiles, creemos que en pocos años el grupo de países que reconoce este derecho será mucho mayor». El comunicado de DMD finaliza con una clara expresión de alivio: «Hoy es un gran día».