Derribada por procedimiento ‘exprés’ una construcción ilegal en la Cañada

1280

El edificio tenía ya construidas paredes con puertas y ventanas y estaba techándose. En otra parcela se desbarataron las obras de acondicionamiento de terreno para realizar otra construcción ilegal.

Policía Local de Rivas se personó ayer, junto con Guardia Civil y operarios de la concejalía de Mantenimiento de la ciudad, en la parcela 143B de la Cañada Real, con el fin de proceder al derribo de una construcción ilegal que los titulares de la misma estaban levantando en ella.

El edificio contaba ya con paredes con puertas y ventanas y estaban procediendo a techar la construcción. Los agentes les comunicaron la ilegalidad de la construcción y el decreto de derribo consiguiente, a lo que los titulares no opusieron resistencia.

Por otro lado, en la parcela 137 del Sector 5, en la parte correspondiente a Rivas Vaciamadrid, la Policía Local acudió también con el fin de proceder a desbaratar los trabajos de acondicionamiento de la parcela para su postrior construcción. Los titulares habían realizado ya excavaciones para asentar cimientos.

Efecto llamada

El Ayuntamiento de Rivas viene aplicando una política de derribos de construcciones ilegales en la Cañada Real por el llamado ‘procedimiento exprés’. Éste implica que los expedientes de derribo están listos en “cuatro o cinco horas”, según fuentes de RIVAS ACTUAL, y que el decreto para ordenar el derribo se firma de manera inmediata.

Esta política viene dada por la voluntad de “evitar rápida y contundentemente el efecto llamada”, según dichas fuentes. Este “efecto” está provocando que personas de diferentes procedencias acudan a la Cañada Real para construir rápidamente una vivienda y habitarla, con la esperanza de posteriormente poder reclamar una vivienda mejor acondicionada en otra parte de la Comunidad de Madrid.

La tardanza en aplicar los Acuerdos de la Cañada, firmados el pasado año por la Comunidad de Madrid y los municipios afectados por este problema, está provocando que este ‘efecto llamada’ se multiplique, ya que deja tiempo para que se sigan pruduciendo estas prácticas.