Desmanteladas en la Cañada varias naves dedicadas al cultivo masivo de marihuana

3501
Un momento de los derribos

En la operación, precedida de una investigación llevada con gran secreto, participaron alrededor de 150 efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil y policías locales de Rivas y Madrid. Se intervinieron entre 8.000 y 10.000 plantas de marihuana. Las construcciones aledañas no destinadas a viviendas y que no contenían plantaciones fueron derribadas inmediatamente en una operación realizada a lo largo de más de diez horas.

En torno a seis naves ubicadas en el término de Rivas en el Sector 4 de la Cañada Real, muy próximas a la M-823, fueron intervenidas ayer, viernes, a primera hora de la mañana, por efectivos de Guardia Civil, Policía Nacional y las policías local y municipal de Rivas y Madrid respectivamente. Otras cinco naves también intervenidas se ubican en el término municipal de Madrid. Las naves estaban dedicadas al cultivo de marihuana y contenían miles de plantas de ella. Se detuvo, como consecuencia de ello, a varias personas acusadas de delito contra la salud pública.

La investigación, llevada a cabo conjuntamente por Policía Nacional y Guardia Civil, se venía realizando desde hace unos siete meses en gran secreto y culminó con la intervención de ayer, en la que participaron en torno a 150 efectivos entre ambos cuerpos y sus correspondientes unidades de intervención, los GRS de la Guardia Civil y la UIP de la Policía Nacional. Además, en la actuación intervinieron helicópteros, unidades montadas y unidades caninas. Por la cuantía de efectivos y medios empleados, se puede calificar de la operación antidroga más importante de los últimos años en la Cañada Real.

Instalaciones sofisticadas

Las naves intervenidas estaban dotadas de sofisticadas instalaciones de distinto tipo, destinadas a favorecer el crecimiento de las plantas. Se pudieron encontrar transformadores eléctricos, instalaciones de aire acondicionado, profusión de lámparas de calor, ventiladores industriales y otra maquinaria.

Las edificaciones, de diferentes tamaños, contenían varios miles de plantas (entre 8.000 y 10.000 según fuentes de Rivas Actual, a falta de un inventario detallado). Aunque el fin principal de las mismas era el cultivo, al parecer también se procedía en todo este conjunto a la venta de la sustancia.

Los efectivos policiales comenzaron su intervención en torno a las 6:30 de la mañana de ayer y duró hasta las 17:30. Durante la misma, además de la intervención de las plantas, se detuvo a varias personas que se encontraban en las viviendas aledañas o en algunas de las mismas naves, acusadas de un delito contra la salud pública.

Seis construcciones derribadas en Rivas

Una vez terminada la fase de intervención en las naves y de detención de personas sospechosas, las unidades policiales dieron cuenta a la Policía Local de Rivas de las construcciones que no estaban entre las naves investigadas. Comprobado que el uso de las mismas no era el de vivienda, todas ellas, seis en total en el término municipal de Rivas Vaciamadrid, fueron derribadas por el Ayuntamiento, con el correspondiente mandamiento judicial. Además de estas seis naves, otras cinco más se ubicaban en término municipal de Madrid, por lo que deberá ser ese Ayuntamiento el que se ocupe de realizar los derribos que correspondan.

Con el fin de que no puedan volver a construirse edificaciones en las parcelas ocupadas por estas construcciones derribadas en término municipal de Rivas, se esparció arena en el suelo y se vallaron las parcelas. Una vez retirados los escombros por parte de la Comunidad de Madrid, a la que le corresponde ese trabajo, las parcelas serán entregadas a  esa administración.

Durante la operación se personaron en el lugar el Comisionado de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real, así como el Comisionado de la ciudad de Madrid y el Alcalde de Rivas.